Sus dos hermanos, Antonio y Carlos, hasta ahora desconocidos, tenían preparada una bonita sorpresa tributo a la tierra que les vio nacer.


«Nunca olvidaré este cumpleaños. Gracias hermanos», con estabas palabras María Patiño hacía partícipes a sus seguidores de un día totalmente mágico. La presentadora soplaba este sábado 49 velas y lo hacía en su tierra natal, Galicia, arropada por su marido, Ricardo Rodríguez y sus dos hermanos. Una jornada repleta de memorables momentos.

Sus dos hermanos, Antonio y Carlos, tenían preparada una bonita sorpresa tributo a la tierra que les vio nacer. Al ritmo de la gaita gallega y el tambor, en un enclave privilegiado rodeado de naturaleza, la protagonista del día fue sorprendida por los sones de su tierra. Siempre espontánea no dudó en lanzarse a danzar la muñeira con una amplia sonrisa. Ella misma ha sido la encargada de compartir vía redes unos vídeos en los que aparece completamente pletórica.

A pesar de que creció en Sevilla, María Patiño nació en Galicia, una tierra a la que continúa muy vinculada, su mejor refugio y el destino al que siempre regresa: «Que nadie me hable de paraísos. El paraíso está aquí», reconocía. La presentadora amanecía el día de su cumpleaños en un coqueto hotel ubicado en San Julián de Faro, una parroquia perteneciente al municipio de Vivero, en la provincia de Lugo. Un lugar perfecto rodeado de frondosa vegetación y con vistas al mar donde recibía la primera de las sorpresas. Un desayuno en el que no faltó una porción de tarta de cumpleaños.

María está cargando las pilas y exprimiendo el verano después de un año de extenuante trabajo en el que ha combinado su trabajo en ‘Sálvame’ con su programa, ‘Socialité’. Está acompañada por su marido, el actor venezolano con quien lleva 14 años unida sentimentalmente. El año pasado, la pareja daba un paso en su relación y se casaban en el marco de una exótica boda cargada de significado que coincidió con el 48 cumpleaños de la periodista. Fueron protagonistas de una idílica celebración en la playa, un sueño hecho realidad en la que María lució un diseño de Ion Fiz.

A pesar de ser uno de los rostros más conocidos de Mediaset, María Patiño intenta mantener la mayor discreción en su vida privada. Así lo ha hecho con su matrimonio, pero también con sus familiares más cercanos. Gracias a este cumpleaños, la podemos ver más feliz que nunca junto a sus dos hermanos. Curiosamente, uno de ellos, Antonio Patiño, debutó recientemente en televisión sorprendiendo también a su hermana y lo hizo cuando esta fue la anfitriona del programa ‘La Última Cena’.

Una profunda reflexión

Con motivo de su aniversario, María Patiño compartía la siguiente reflexión sobre el momento vital que atraviesa: «He llegado hasta aquí con cicatrices en el alma, con obstáculos sin querer compartir… en el camino dejé amigos, parejas, familia.. nunca pensé en el éxito, sólo en la autonomía, en la independencia. Amo el periodismo. Gracias a todas las personas que han estado en mi vida y perdón a los que no he podido estar a su altura», escribía vía redes.