El expolítico comienza una nueva etapa profesional que coincidirá con su próxima paternidad.


No han pasado ni cuatro meses desde que Albert Rivera decidiera dejar la política como consecuencia de los malos resultados de las últimas elecciones generales. El exlíder de Ciudadanos cerraba una etapa profesional importante que le había puesto en la primera línea política y decía adiós afirmando que deseaba centrarse en su familia. Estos últimos meses, el catalán se ha refugiado en su pareja, Malú, embarazada de su primer hijo en común. Alejado del foco mediático, está disfrutado de la dulce espera, pero vuelve a convertirse en noticia por motivos profesionales.

Si el pasado 11 de noviembre Rivera cerraba un capítulo fundamental de su vida, ahora desea afrontar nuevos retos que coincidirán con su próxima paternidad. Licenciado en Derecho, ha fichado por el despacho de abogados Martínez Echevarría y este lunes, 2 de marzo, comparecerá ante los medios en el Colegio de Abogados de Madrid.

Desde su entorno reconocen que estos últimos meses los ha vivido de forma relajada, preparando la llegada de un un nuevo miembro a la familia. “Está feliz. De hecho, le vi el otro día y está muy contento. Está disfrutando de la paternidad mucho”, explicaba recientemente su excompañera Begoña Villacís. Además, no ha perdido el tiempo, y es que ha escrito su primer libro, ‘Un Ciudadano Libre’, que saldrá a la venta el próximo 15 de abril, donde quiere contar su propia historia.