Gloria Camila ha vuelto a sacar las uñas para defender el honor de su padre, José Ortega Cano, aunque su estrategia es otra cuando le llega el turno de hacer lo mismo con Rocío Carrasco. Vea el vídeo


En todas las familias se cuecen habas, o al menos eso es lo que suele decirse cuando se atisban problemas en un clan ajeno. Esto es lo que sucede con la familia que dejó tras su muerte Rocío Jurado, que ha visto desde el cielo cómo el amor de sus seres queridos se ha resquebrajado con el paso de los años y la distancia ahora parece insalvable. Gloria Camila está convencida de que jamás dejará que nadie eche por tierra el buen nombre de su familia, especialmente el de su padre, José Ortega Cano.

El diestro ha sido diana de las críticas en las redes sociales, tras haberle adjudicado una simpatía política hacia un partido del que Gloria Camila asegura no pertenecer. Todo por lucir una mascarilla que llevaba la bandera de España bordada. Un escándalo incomprensible, dado que no hay por qué dar explicaciones a nadie sobre a quién se vota, pero que ha obligado a la joven del clan Ortega-Mohedano a sacar las uñas una vez más para salvar a su padre de las feroces críticas. “Dicen que si ahora es de Vox, pero es que esa mascarilla no es solo de Vox. Además, es que estamos en España y yo soy colombiana española”, comienza a responder Gloria Camila a los reporteros de ‘Europa Press’ a las críticas para ayudar a su padre.

Eso sí, la canción cambia cuando sale el nombre de su hermana, Rocío Carrasco, en la conversación. Ahí, Gloria Camila cambia el rictus y ya no siente tantas ganas de salir en defensa de quien un día ocupó un importante hueco en su corazón. Así reacciona la joven al ser preguntada por el nuevo trabajo de su hermana en televisión, como colaboradora sorpresa de ‘Lazos de sangre’ en TVE. Vea esta reacción y cómo responde a otras muchas cuestiones.