Fiona Ferrer ha querido defender a sus amigos, Paloma Cuevas y Enrique Ponce, de todo lo que se ha dicho sobre ellos tras conocerse su divorcio. Considera injustificado el daño que se le está haciendo a la pareja. Además, habla de su propia ruptura de Javiel Fal-Conde


Fiona Ferrer está muy preocupada con la separación de sus amigos, Enrique Ponce y Paloma Cuevas. No tanto por el final de un matrimonio que ha sido feliz durante 24 años, sino por todo lo que se ha dicho de ellos durante estos días, muchas mentiras, que han provocado un gran dolor en la pareja y sus seres queridos, entre ellos la propia relaciones públicas. Por ello, Fiona Ferrer ha defendido a capa y espada a sus amigos ante todas las críticas y ataques que han recibido estos días atrás: “Mi opinión es que son y han sido una pareja maravillosa, que los 24 años de matrimonio que han tenido de los que he sido testigo, no se pueden ir al traste por cosas que están saliendo, como todo el mundo, tenemos crisis y malos momentos, pero te puedo decir que Enrique y Paloma son maravillosos y Paloma es una de mis mejores amigas, creo además que lo he dejado patente”, asegura a ‘Europa Press’.

Además de defender a sus amigos de todo lo falso que se ha dicho sobre ellos tras conocerse su decisión de emprender caminos por separado, Fiona Ferrer también ha hablado sobre su propia ruptura. La afamada relaciones públicas ha roto su relación de más de dos años con Javier Fal-Conde y cree que podría haber tenido un final muy distinto con su pareja si esta noticia no se hubiese filtrado a la prensa tan rápido. Vea el vídeo para ver qué opina al respecto: