Beatrice von Hardenberg nos decía adiós a los 72 años víctima de un paro cardíaco producido como consecuencia de la enfermedad de EPOC que padecía.


Un nuevo golpe para la familia de Olivia de Borbón. Cuando aún no se había recuperado del fallecimiento de Cristina Elena de Borbón von Handenberg, hermana de Olivia -el pasado 13 de febrero- muere este sábado su madre, Beatrice von Hardenberg, a los 72 años. «Con inmensa pena os comunico que esta mañana a las 9:30 h. ha fallecido en el Hospital Quirón de Marbella mi madre Beatrice von Hardenberg zu Fürstenberg a causa de un paro cardíaco producido como consecuencia de la enfermedad de EPOC que padecía desde hace años», comunicaba Olivia de Borbón.

Un fallecimiento que se ha producido en plena crisis del coronavirus con el país sumido en un estado de alarma. Algo que ha afectado también a las condiciones en la que se desarrollará el velatorio: «Dadas las circunstancias sanitarias en toda la nación, el velatorio se efectuará en la más estricta intimidad».

Concluía el comunicado con las siguientes palabras de agradecimiento dirigidas al personal sanitario que ha cuidado de su progenitora: «En estos momentos tan tristes para nuestra familia, queremos agradecer el trato recibido en todo momento por el personal del Hospital Quirón así como el afecto y dedicación de todos cuantos se han ocupado del cuidado de mi madre en estos últimos tiempos y os pedimos a todos una oración por su alma».

Beatrice de Borbón, condesa Von Hardenberg y princesa Zu Fürstenberg, nació el 28 de junio de 1947 en Alemania en el seno de una familia aristócrata. Era la hija del conde Günther Eberhard Kurt Wilhelm von Hardenberg y de la princesa Maria Josepha Egona Sofia Wilhelmine Joachima Maximiliane Friederike zu Fürstenber. Con 26 años, se casó con el duque de Sevilla, Francisco de Paula de Borbón y Escasany -primo del rey Juan Carlos-. Una boda que tuvo lugar el 7 de julio de 1973 en el municipio alemán de Baden-Baden, en plena Selva Negra donde se había criado. El matrimonio tuvo tres hijos, Olivia, Cristina y Francisco, y duró hasta 1989, año en el que se divorciaron.

En cuanto a los profesional, Beatrice von Hardenberg fue la primera directora de la edición española de la revista ‘Vogue’ en la década de los 80. Asimismo, destacó como un importante icono de la moda, símbolo de la jet-set y conocida como la ‘duquesa hippie’. En los últimos años había vivido alejada del foco mediático, disfrutando de una vida tranquila en su hogar a las afuera de Madrid. «Ha sido mi decisión alejarme de la prensa. Hay momentos en que es bueno mostrarse y otros en que es mejor interiorizar», afirmaba en 2014 al diario ABC.

Un momento muy complicado

El pasado 26 de febrero, Olivia se sinceraba y compartía con sus seguidores en redes el momento difícil que estaba atravesando. Publicaba una imagen de su mano entrelazada con la de su madre y unas bonitas palabras de agradecimiento: «Me cuesta expresar lo que siento y cómo estoy, pero deciros que cuento con mucho amor en mi vida y eso me hace seguir adelante….». 

Esta muerte se sucede tan solo un mes después de la muerte de la hermana de Olivia, Cristina Elena de Borbón von Handenberg, hija pequeña del sexto duque de Sevilla y de Beatriz von Hardenbergquien quien moría víctima de un accidente en el hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Un duro golpe para esta quien la despedía con unas emotivas palabras en sus redes sociales: «Mi querida Cris, siempre te decía que cuando sonreías iluminabas este mundo. Tu alma pura y tu bondad estaban por encima de todo. Yo te recordaré así». Confesaba que se iba parte de ella misma, pero que siempre la llevaría con ella: «Sé que ahora estás en un sitio maravilloso donde no faltarán las risas y la alegría. No tengo ninguna duda que estarás cuidándonos como siempre has hecho….». Subraya que la va a echar mucho de menos: «Sé feliz mi ratona. 2 sisters 2 gether 4 ever»».