Diego Matamoros ha dado un importante paso y ha presentado a sus hermanas a Carla Barber, aprovechando la excusa de que es su cumpleaños. Así les hemos visto en su cita más importante


Diego Matamoros está feliz, porque parece que los problemas de su vida han llegado a su fin o al menos eso es lo que dice su perpetúa sonrisa que corona su rostro desde hace varias semanas. El fin de su matrimonio con Estela Grande supuso un mazazo muy grande para él, más por cómo se había producido la ruptura y por lo mal que lo había pasado meses antes mientras veía a su esposa acercarse cada vez más a su archienemigo, Kiko Jiménez. Sin embargo, la vida le tenía preparada una sorpresa y Carla Barber llegó para salvarle.

La médico esteticista ha logrado sacar a Diego Matamoros del pozo de tristeza en el que se había visto envuelto. La cuarentena por el coronavirus tampoco fue fácil para él, dado que dio positivo en el test y tuvo que mantenerse alejado de sus seres queridos. No obstante, hasta esto tuvo su parte positiva, dado que fue Laura Matamoros, su hermana, la que dio el brazo a torcer y dejando a un lado todas sus diferencias que les mantenía enfrentados y sin hablarse, ella se encargó de que a su hermano no le faltase de nada durante el confinamiento.

Ahora, las cosas han cambiado mucho y ya pueden volver a disfrutar de su compañía sin miedo al contagio, dado que todos están cumpliendo a rajatabla las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno. Así, hemos podido ver a Diego Matamoros celebrando su cumpleaños con su nuevo amor, Carla Barber, pero también con sus hermanas, como se muestra en el vídeo de ‘Europa Press’. La que fuese Miss España ya conoce a todas sus cuñadas, a excepción de Anita Matamoros. Este martes celebraron el cumpleaños de su chico en un conocido restaurante de Madrid, donde Diego, sus hermanas –Laura, Irene y Lucía- y Carla tuvieron oportunidad de conocerse un poco más, salvar las distancias que el coronavirus había impuesto entre ellos y brindar por lo bueno que les ha regalado la vida, dejando atrás todo lo malo que tan solo les lastraba a la hora de buscar la felicidad.