No está siendo fácil para la joven que se remuevan viejas historias familiares, pero intenta evadirse buscando momentos de paz.


Rocío Flores pertenece a una de las familias más mediáticas de este país, sin embargo, seguro que jamás imaginó el aluvión de reacciones que iba a generar su madre, Rocío Carrasco, con la decisión de romper su silencio a través de un documental. La joven continúa con su día a día en Málaga evitando contestar a la prensa y buscando ante todo tranquilidad y calma. 

Instagram

Siempre activa en redes, sigue acercando su día a día a sus seguidores. Esta vez se dejaba ver en un centro de belleza. Allí se sometía a un tratamiento regenerador e hidratante para poner la piel de su rostro a punto y que publicaba en sus historias de Instagram. Sin duda, un momento de paz después de la tormenta mediática.

La exconcursante de ‘Supervivientes’ también era fotografiada acudiendo a la casa familiar para estar junto a los suyos. En el interior de su hogar se reencontraba con su padre a quien daba la mano en un significativa imagen que publicó en sus redes. Sabe bien que su progenitor está más que nunca en el punto de mira tras las graves acusaciones que vertió sobre él Rocío Carrasco. Un punto de inflexión por el que Telecinco le ha apartado de su programación.

© Redes sociales.

Uno de los grandes apoyos para Rocío Flores está siendo su pareja, Manuel Bedman, quien recientemente le mostraba su cariño de forma pública con un bonito mensaje: «Y del 1 al 10 yo le doy 100». Ella, no dudaba en contestar dándole las gracias y añadiendo que lo hacía «por encima de todo». Siempre discreto, este tampoco se ha pronunciado sobre el documental de Rocío Carrasco.

Un difícil momento

Rocío Flores es la protagonista del último número de la revista SEMANAactualmente disponible en tu kiosco habitual que desvela en EXCLUSIVA cómo se encuentra la joven tras el duro testimonio de su progenitora. Ella está intentando mantenerse ajena a la presión mediática, pero sabe que se encuentra en el foco de la noticia. No está siendo un trago fácil que se remuevan viejas historias familiares. «Está destrozada», es tan solo uno de los titulares que pueden leer nuestros lectores.

Gtres

La joven denunció tan solo un día después de la emisión de la docu-serie que Telecinco no le había dejado entrar en directo. «Os hago este vídeo con total libertad desde mis redes sociales para explicar que ayer, desde la tranquilidad que una persona puede tener escuchando y viviendo todo lo que yo escuché y viví anoche, intenté entrar en directo durante la emisión del programa que se estaba emitiendo para explicar algo y para tender un puente una vez más, no se vio oportuno, no se me dejó… Solamente hago este vídeo para que la gente entienda un poco por qué no me he pronunciado», manifestaba evidentemente molesta en sus redes sociales.