El coronavirus ha puesto freno a las intenciones de Chenoa de vestir de blanco para casarse con su novio, el doctor Miguel Sánchez Encinas. La boda entre la cantante y el médico estaba prevista para el próximo 14 de junio, una fecha marcada en el calendario que ahora aparece con un tick rojo, porque debe ser aplazada hasta nueva orden y sin saber muy bien cuándo podrán jurarse amor eterno, intercambiar alianzas y comenzar una vida como marido y mujer.

Preguntada por esta cuestión, Chenoa ha preferido responder huyendo de los reporteros de ‘Europa Press’ que tratan de conocer de primera mano cómo se encuentra ante este varapalo. No quiere hablar de la cancelación de su boda y, con el rostro serio, da la callada por respuesta mientras accede al edificio en el que vive, tras haber salido a pasear a su perro. El silencio se ha impuesto en la artista, que a pesar que desde un tiempo no tiene reparos en hablar abiertamente sobre su situación sentimental y los avatares de su vida, ahora parece haberse quedado muda ante las preguntas de los periodistas. Vea el vídeo: