Carmen Borrego cuenta cómo ha sido su cirugía estética de papada

Apenas medio año después de su primera cirugía estética, la hija de María Teresa Campos ha vuelto a pasar por el quirófano. En esta ocasión se ha hecho un lifting cervical y se ha quitado la papada. En los últimos meses había perdido mucho peso y los músculos de la cara se le habían descolgado.

Carmen Borrego ha vuelto a pasar por el quirófano. Apenas han pasado unos meses desde su primera intervención estética, pero ha repetido la experiencia del bisturí. En esta ocasión, tal y como había anunciado, se ha hecho un lifting cervical y se ha quitado la papada. 

Y es que la hija de María Teresa Campos ha perdido bastantes kilos en los últimos meses. La pérdida de volumen ha sido tan rápida que se le han descolgado de manera muy evidente los músculos de la cara.

Así pues, la flacidez en la cara ha sido el motivo por el que Carmen Borrego ha vuelto a someterse a una nueva cirugía estética. Seis meses han pasado desde su primera intervención.

3“Quiero centrarme en recuperarme”

La hermana de Terelu ha hablado en ‘Sálvame diario’ sobre sus segundos retoques: “Ahora quiero centrarme en recuperarme”.

Volver a pisar un hospital para mejorar su aspecto no ha sido un trago fácil para Carmen, quien ha confesado: “Pensé que me iba a costar menos. He tenido unos días difíciles”.

Leer más: La foto que ha dejado a los fans de Carmen Borrego descolocados

2Ha sentido bastantes dolores tras la operación

Durante esos días difíciles ha sentido bastantes molestias y dolores, pero se mantiene positiva: “La semana que viene estaré mucho mejor”.

De momento, no se sabe cuándo Carmen hará su regreso definitivo a la normalidad. En breve, ha anunciado, dará más detalles sobre el postoperatorio y su recuperación.

Leer más: Carmen Borrego anuncia que tiene que volver a pasar por el quirófano

1Terelu: “En esta operación lo ha pasado fatal”

La hermana de Carmen, Terelu, ha dicho que “en la primera intervención no estaba molesta, pero en ésta lo ha pasado fatal. Ni se podía poner las gafas de lo que le dolía”.