La joven confirma que tuvo que ausentarse de la plaza de toros de Granada, pero lo hizo porque no se sentía bien: «Me encontraba mareada».


La tarde del pasado sábado fue especial para Ana Soria. No solo regresó a Granada, la ciudad en la que estudia Derecho, lo hizo para presenciar en el ruedo la última corrida de su pareja, Enrique Ponce. Ante aquellas voces que han asegurado que debió abandonar la plaza de toros por supuestos abucheos. Ella ha plantado cara a las especulaciones y ha negado rotundamente que fuera así.

Instagram

Confirma que tuvo que ausentarse de la corrida, pero lo hizo porque no se sentía bien. «Me encontraba mareada», ha contado a través de sus historias de Instagram. «Decidí salirme. Todo lo demás es completamente inventado», aclara con esta breve nota. Niega, asimismo, que recibiera el abucheo del público que se reunió para ver la faena. «La gente se mostró más que cariñosa conmigo. Nada de lo que han dicho es verdad».

La joven almeriense, de 22 años, agradece las muestras de cariño recibidas, pero reconoce que vivió una tarde «bonita» en la que no presenció «ningún tipo de altercado». Ha aprovechado para mostrar su amor a su pareja con una foto que pertenece a su última corrida donde cortó tres orejas. Acompaña la imagen del emoticono de un corazón.

Foto: Gtres

El de Chiva celebró tener a su lado a su pareja y tuvo un gesto de cariño con ella cuando se acercó al tendido y le dio afectuosamente la mano. Un momento que captaron las cámaras de los numerosos reporteros gráficos que seguían la corrida. En ocasiones anteriores, cuando no ha podido acudir a la plaza, Enrique la ha tenido muy presente y le ha dedicado la faena escribiendo su letra A en el albero.

Su relación se afianza

La pareja sorpresa de este último verano continúa consolidando su romance. A pesar de que Ana no acostumbra a verle torear en la plaza, esta vez decidió no faltar a una cita especial en una ciudad que conoce bien. Hace una semana también viajó con el de Chiva a Nimes donde se dejaron ver paseando relajadamente por la localidad francesa.

Foto: Gtres

La joven esta vez lució un ‘look’ compuesto por pantalón campana, top lencero, chaqueta calada y sandalias. Se mostró tranquila, pero también algo seria siguiendo con atención la faena. Ahora sabemos que no se encontraba bien, por ello debió ausentarse de la plaza. Desde que se diera a conocer su romance, su presencia siempre genera gran expectación en los ruedos. 

Foto: Gtres

La joven ha visto cómo su imagen pública ha comenzado a despuntar desde que iniciara su romance. Podría estar barajando una jugosa oferta para convertirse en la imagen de una firma relacionada con la tauromaquia, ‘El Capote’. Al parecer habría sido tentada para representar su línea femenina. Por el momento, se desconoce si la joven ha aceptado esta propuesta.