La actriz ha cancelado el montaje de "Falso directo", que tenía previsto estrenar este año, a causa del nuevo tratamiento contra el cáncer de su hijo Álex.


Ana Obregón ha suspendido «Falso directo», la obra de teatro que estaba a punto de estrenar junto a Andoni Ferreño, para acompañar a su hijo Álex Lequio en su nuevo tratamiento contra el cáncer.

Según han revelado en exclusiva a SEMANA fuentes del Teatro Amaya, donde se iba a representar el montaje, la actriz se ha visto obligada a cancelar su nuevo proyecto sobre los escenarios a causa de la enfermedad de su hijo.

Estaba previsto que Ana pusiera en marcha su nuevo espectáculo en agosto de este año. Aún quedaban seis meses para que Ana se subiese sobre las tablas, pero el cartel de la obra ya se había presentado, la promoción ya estaba en marcha, y en las próximas semanas iban a arrancar los ensayos.

Tras mucho meditarlo, Ana ha decidido finalmente no continuar adelante con el proyecto. Una decisión que se ha cristalizado esta misma semana, y que desde la directiva del Teatro Amaya han confirmado a esta revista. «Ante todo, es una profesional«, dicen. A pesar de la enorme decepción del equipo que estaba implicado en el montaje, todos entienden los motivos que la han llevado a tomar esta determinación. «Lo primero es lo primero», aseguran.

Y es que Ana no lo tenía nada fácil. Tras su reciente recaída, Álex deberá someterse a un nuevo tratamiento. Este tratamiento lo recibirá en Barcelona, lo que obligará al joven (que vive en Madrid) a trasladarse hasta la ciudad condal. Su madre no quiere dejarlo solo en este nuevo episodio de lucha contra la enfermedad que padece. Y por ello ha decidido renunciar, una vez más, al trabajo.

El procedimiento al que se someterá Álex será traído desde Estados Unidos, donde el joven recibió los primeros cuidados poco después de conocer el diagnóstico de su enfermedad. Se trata de un novedoso tratamiento importado del país anglosajón que promete dar buenos resultados. En las primeras etapas de su dolencia, madre e hijo se trasladaron a Nueva York para que médicos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center lo atendiera.

No es la primera vez que Ana abandona un proyecto profesional para dedicarse por completo a su hijo. En estos casi dos años de batalla contra la enfermedad ya ha tenido que renunciar a muchas propuestas. Incluso a algunas con las que ya se había comprometido.

Problemas con ‘MasterChef’

En octubre de 2019, Ana Obregón tuvo que despedirse definitivamente de las cocinas de ‘Masterchef Celebrity 4’, donde concursaba, a causa de un nuevo revés en la enfermedad de Álex. Poco después de arrancar las grabaciones del ‘talent’ culinario, su hijo era ingresado en un centro hospitalario, lo que la obligó a apearse del programa una vez en marcha. No es el estilo de la presentadora, que lleva toda una vida dedicada por completo a la televisión y el espectáculo. Pero no le quedó más remedio que hacerlo.

En su día, su decisión de dejar ‘Masterchef Celebrity’ llegó a costarle un disgusto con la productora. «Cuando mi hijo estaba hospitalizado, ingresado, tenía que haber estado yo en Vitoria, en el festival, pero no pude, como es lógico. Yo no quería decir lo que era porque la salud de mi hijo es un tema privado. Dije que no podía ir, porque por contrato no estaba obligada. No tenía que especificar», ha explicado la propia Ana. «Recibí un burofax amenazando con denunciarme si no iba a Vitoria».

«La poca energía que tengo es para apoyar a mi hijo», ha asegurado Ana. Siempre sin perder la sonrisa, la bióloga, actriz y presentadora tiene muy claras sus prioridades. Su único deseo ahora es no separarse de su hijo.