Álex Lequio cumple 27 años: su lección de vida en los últimos 12 meses

A punto de cumplir 27 años, Álex Lequio volvió a dar un susto a sus familiares, amigos y seguidores después de un nuevo ingreso hospitalario, que él mismo quiso hacer público a través de sus redes sociales. Pero en este último año, el hijo de Ana Obregón y el Alessandro Lequio, ha dado una auténtica lección de vida, no sólo por su lucha contra el cáncer, sino por su optimismo, su ilusión como empresario y cómo no, su pasión por ayudar a los demás.

15Ingresado días antes de su cumpleaños

Cuando todo parecía ir viento en popa, una foto desde un hospital publicada por el propio Álex Lequio en su perfil de Instagram hijo saltar todas las alarmas. Álex tranquilizó a sus seguidores explicando que no era nada grave, pero que «cualquier susto cuando estás en la ‘zona de riesgo’ es un sustazo y hay que hacérselo ver».

14El positivismo hecho persona

Desde siempre Álex Lequio se ha caracterizado por su buen humor y su actitud con la vida, algo que ha sabido potenciar desde que se le diagnosticó un cáncer que se ha tratado en Estados Unidos y Pamplona, siempre con la mejor de sus sonrisas y con el positivismo a flor de piel.

13Su familia, siempre con él

Su familia siempre ha sido un pilar y en esta ocasión ha quedado patente más que nunca. Ana Obregón no se ha separado de su hijo desde que supieron el diagnóstico y no escatimó en gastos a la hora de buscar a los mejores especialistas que trataran a su hijo tanto en España como fuera de nuestras fronteras.

12Un empresario en ciernes

«Yo me levanto cada mañana para perseguir un sueño, no para ir a una oficina», toda una declaración de intenciones de Álex que con sólo 23 años ya era un empresario en ciernes, abriendo incluso otras sociedades mientras recibía tratamiento en Estados Unidos. Polar Marketing, su empresa de servicios de marketing digital, es sin duda, su mayor logro.

11‘Disfrutón’ junto a sus amigos

Álex es un joven muy familiar, numerosas son las imágenes que cuelga en sus redes sociales junto a sus primos, pero también tienen gran importancia en su vida sus amigos. Casi a punto de la treintena, su grupo de amigos ya ha empezado a pasar por la vicaria, qué mejor excusa que ésta para celebrar la vida, y disfrutar de la felicidad de los suyos.

10Ayudar a los demás, una de sus máximas

El altruísmo es algo que Álex ha visto en su casa por los cuatro costados, así que no es de extrañar verle apoyar diferentes causas donde incluso acompaña a su madre, siempre pendiente también de los que más lo necesitan y ahora, con más motivo, con todo lo que tenga que ver con la lucha contra el cáncer.

9Perfumes solidarios

Así nació este nuevo proyecto de Álex Lequio, ‘Caring’, unas fragancias solidarias que nacen con la intención de ayudar a niños sin recursos económicos suficientes para enfrentarse al cáncer. El propio Álex confesó en su Instagram, que sus perfumes favoritos de esta línea solidaria son ‘Lucha’ y ‘Esperanza’.

8Sus compañeros ‘de batalla’ siempre presentes

En esta lucha, las horas de hospital mientras se recibe tratamiento, provoca que nazcan unos lazos especiales entre pacientes y también, cómo no, con el personal sanitario. Álex tiene muy presentes a estos compañeros, a los que llama «guerreros» y para los que suele tener siempre un mensaje cariñoso lleno de fuerza y sobre todo, de esperanza.

7El cáncer llamó a la puerta hace más de un año

Fue hace quince meses cuando, después de sufrir un tirón en la espalda, Álex Lequio voló junto a sus padres a Estados Unidos para recibir tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, donde permaneció durante siete meses siempre acompañado de su madre, que no se separó de él ni un momento.

6Ana Obregón y Alessandro Lequio, sus compañeros de lucha

Pamplona fue su siguiente parada. Es en la Clínica de Navarra donde continúa sus cuidados, con revisiones periódicas en Madrid. Sus redes sociales siguen siendo su ventana al mundo donde comparte su día a día con la enfermedad, incluyendo a sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, a quienes retrató de esta guisa durante un aislamiento en Pamplona bajo el hastag #soyunmarciano

5Álex, un ejemplo de coraje para su madre

Fue el pasado Día de la Madre, cuando Ana expresó sus sentimientos de orgullo y admiración hacia Álex. «Yo no sabía que al final quien me iba a dar una lección de vida era mi hijo. Porque juntos somos INVENCIBLES contra todo. Feliz día a las madres que les ha tocado vivir mi aventura y feliz día de los súper hijos«.

4Su padre, ‘el blanco’ de sus bromas

Los tres presumen de su positivismo y en especial de la sonrisa permanente de Álex durante toda esta ‘aventura’ contra el cáncer, que nunca le ha hecho flaquear. De hecho ha sido él, quien siempre ha arrancado una sonrisa a sus padres. Precisamente Alessandro Lequio ha sido el blanco de sus bromas, con su cabellera de por medio como protagonista.

3Ana Obregón, ‘tocada’ por la enfermedad de su hijo

Aunque la sonrisa y la esperanza no han faltado en estos largos meses de lucha, Ana Obregón ha sentido la vulnerabilidad de una madre cuando su hijo enferma. Por eso, y al recoger el Premio Naranja de la Peña Periodística Primera Plana, no pudo evitar romperse al dedicarle el galardón a Álex.

2La enfermedad, en remisión

A pesar de que la enfermedad parece encontrarse en remisión, lo cierto es que en estos meses, Álex ha estado bajo supervisión de la Clínica de Navarra y pasando sus controles en Madrid, donde reside. Si todo va bien, sus revisiones se distanciarán en el tiempo de año en año. Como ya explicó Ana Obregón en su momento, a un paciente de cáncer no se le da el alta hasta que han pasado diez años.

127 años felices

15 meses de lucha contra el cáncer no van a empañar la celebración del 27 cumpleaños de Álex Lequio, 27 años de felicidad donde el cariño de los suyos siempre ha estado presente. Adora a sus padres; abuelos; tíos, a sus primos y cómo no, a sus hermanos, en especial a la pequeña Ginevra, la ‘muñeca’ de la casa. Y por supuesto, cuenta con el amor de su novia, Carolina Monje, con quien sale desde hace pocos meses.