Jesús Quintero falleció este lunes 3 de octubre a los 82 años de edad tras sufrir una parada cardiaca. El mítico comunicador se encontraba en la residencia Nuestra Señora de los Remedios, en Ubrique, donde se encontraba ingresado tras empeorar su estado de salud. Un día después, este martes 4 de octubre, se ha instalado la capilla ardiente en San Juan del Puerto (Huelva), su pueblo natal. Concretamente en la sede de la Fundación que lleva su nombre después de barajar diferentes opciones, incluidas las instalaciones del Teatro Municipal. A partir de las 19:00 horas de este martes se ha abierto la capilla ardiente por donde han desfilado algunos rostros conocidos que han querido darle el último adiós a ‘El loco de la colina‘. Vicky Martín Berrocal o Fran Rivera, eran de los primeros en llegar tan solo poco tiempo después de que lo hiciera el coche fúnebre con los restos mortales de Quintero.

Desde varias horas antes de que se abrieran las puertas del centro sociocultural que lleva su nombre, ya habían agolpado decenas de personas que han querido rendir sus respetos al periodista y a su familia. Una larga cola coordinada por la Policía Local de San Juan del Puerto, su tierra natal que siempre ha llevado por bandera. Los cuerpos de seguridad han regulado el acceso al interior, donde el féretro del comunicador se encontraba cubierto por la bandera de su pueblo. Tras la capilla ardiente, que tiene previsto terminar este miércoles a las 11 de la mañana será enterrado en el cementerio municipal. Este último adiós será en la más estricta intimidad, como así era su deseo. Únicamente estará rodeado de sus dos hijas, Andrea y Lola, y de su actual pareja, María.