Hija y hermana de artistas, Fadik Sevin Atasoy (46) disfruta del éxito internacional gracias a su papel de Sengül, en la serie turca ‘Hermanos’ (Antena 3). Su vida transcurrió desde niña de un teatro a otro. Ahora vive a caballo entre Los Ángeles y Estambul y, para dar vida a Sengül, ha tenido que dejar a un lado su glamour y su belleza para convertirse en alguien más mayor, madre de adolescentes y de origen humilde. Tres cualidades que distan mucho de su propia vida.

Fadik-Sevin-Atasoy-Hermanos
Foto: Samdan Magazine Turkey

Pregunta: ¿Tienes algo en común con tu personaje, Sengül?

Respuesta: Somos completamente opuestas. Por eso, dije sí a este papel. Es muy divertido interpretar un personaje con el que no tienes nada que ver. El mayor reto es tratar de encontrar un terreno común para quererla y entenderla. Me ayuda a desarrollar más compasión en mi corazón. Me encanta su sentido del humor y su franqueza cuando habla.

P: Si fuera tu amiga, ¿qué le dirías?

R: Que fuera a ver a un terapeuta cuanto antes.

P: ¿Tiene tu familia algo que ver con la suya?

R: Nada. En mi familia todos somos artistas, crecí entre bambalinas. Mi madre es actriz y directora. Mi padre, escritor, actor y director. Mi hermano es bailarín clásico en el Ballet Nacional y su esposa también es bailarina. Todos tenemos lazos muy fuertes con las artes. Mi familia es de clase media intelectual y, para nosotros, el materialismo no ha sido algo fundamental. Sengül es una mujer de clase trabajadora y me gusta interpretarla porque sus condiciones son un reto. Me encanta porque es cruda y realista, alguien a quien puedes ver comprando en el Gran Mercado de Estambul.

Fadik-Sevin-Atasoy-Hermanos
Foto: Samdan Magazine Turkey

P: Sengül parece mayor que tú. ¿Te sorprende cuando te ves?

R: A todo el mundo le ha chocado verme como Sengül, porque la mayoría de mis personajes en televisión hasta ahora eran glamurosos. El principal desafío era conseguir que Sengül no fuera elegante y tenía que parecer mayor que yo. Se necesitaba una transformación real. Maquillaje y vestuario hicieron un trabajo increíble. Tuve que aumentar de peso y cambiar mi cuerpo. También tuve que cambiar el acento. Pero la edad y la belleza no definen a una actriz. No elijo personajes por eso. Me importa que sea real, creíble y hacer un buen trabajo para lograrlo.

P: ¿A qué edad comenzaste a actuar?

R: Tenía cuatro años y fue en una obra de teatro que dirigía mi padre, que era un actor, escritor y director muy conocido y que falleció hace unos años. A los siete fui actriz de doblaje en la radio y con ocho pasé a la televisión para actuar en dramas infantiles, también trabajaba como presentadora. Llevo desde siempre ganándome la vida con esto y no planeo retirarme todavía.

P: ¿Cómo has cambiado desde entonces?

R: Supongo que soy más madura y sabia, tanto en la vida como en el oficio.

Fadik-Sevin-Atasoy-Hermanos
Foto: Samdan Magazine Turkey

P: ¿Estudiaste algo más aparte de Interpretación?

R: Lingüística y Lengua y Literatura italiana antes de ir a la Facultad de Música y Artes Escénicas, Teatro y Actuación. Además, soy instructora de Yoga.

P: ¿Hay algo especial que aún te gustaría hacer?

R: Mi proyecto futuro es escribir un drama de misterio para la tele. También tengo una novela publicada y mientras hemos estado grabando Hermanos, he escrito y dirigido un cortometraje.

P: ¿Nunca pensaste en formar tu propia familia?

R: No creo mucho en la institución del matrimonio. Creo más en un acuerdo y una promesa de corazón y alma en una relación. No me he casado ni planeo hacerlo en el futuro. Tampoco tengo hijos, pero sí sobrinas y tienen mucho valor para mí.

Fadik-Sevin-Atasoy-Hermanos
Foto: Samdan Magazine Turkey

P: ¿Conoces nuestro país?

R: Me encanta España y soy una gran admiradora de Lorca, Cervantes y Dalí. Como bailarina profesional me encantaría aprender flamenco alguna vez. La cocina también me gusta mucho y soy fan de Almodóvar, de Amenábar y de Julio Medem. Me encantaría pasar más tiempo en España y profundizar en la cultura.