Según ha podido saber la revista SEMANA en exclusiva, la periodista Isabel Jiménez será madre de su segundo hijo en los próximos meses.


Hace algunos días Isabel Jiménez comentaba frente a los periodistas que este verano iba a ser diferente para ella. Estaba en lo cierto, pues, según ha podido saber SEMANA en exclusiva, la periodista almeriense espera su segundo hijo. Una noticia que han compartido ella y su marido solo con una pequeña parte de su entorno, de hecho, su familia y algunos de sus amigos eran los únicos conocedores de la buena nueva. «Aún no conocen el sexo del bebé, pero ella ya enseña con orgullo la ecografía que lleva en su teléfono móvil a sus allegados», comentan a este medio. Embarazo que, por cierto llega 18 meses después de que viniera al mundo Hugo, su primer hijo, y que habrá aplaudido especialmente su grandísima amiga, Sara Carbonero, a la que ella llama «su comadre».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Summer ❤ #Almería #slowlife #miverano

Una publicación compartida de Isabel Jiménez (@isabeljimenezt5) el

Actualmente Isabel Jiménez y su marido, el ingeniero Alejandro Cruz, están disfrutando de sus días de asueto en la tierra natal de la presentadora de informativos. En Almería el matrimonio se ha decantado por un alojamiento de lujo situado en Cabo de Gata por el que deben desembolsar 325 euros la noche aproximadamente, un lugar exclusivo muy cercano a calas en las que se suele disfrutar de cierta intimidad. Aunque las jornadas playeras no han sido sus únicos planes en estas vacaciones. La pareja ha optado por hacer deportes acuáticos, navegar en barco y deleitarse con menús degustación en un distinguido restaurante de La Costa. En concreto, reservaron en un restaurante llamado El Ejido, el cual cuenta con una estrella Michelín así como con unos platos dignos de cualquier paladar.

De este modo, Isabel Jiménez deja claro que, por el momento, apostará por el turismo local, en especial por el que le permite estar cerca de los suyos. Tras varios meses separados por el confinamiento, la periodista quiere disfrutar de Almería. Más aún si se tiene en cuenta que su marido, su pequeño y ella viven un momento tremendamente feliz al esperar la llegada de un nuevo miembro, por lo que quieren compartir esa felicidad con su círculo más cercano. Una información que este medio te ofrece en exclusiva en el nuevo número de la revista.

Ver esta publicación en Instagram

 

Feliz vida y felices 40! @cruzolator ❤ #pormuchosmásañosasí #yviajesinolvidables #ysueñoscompartidos #los40nodebenestartanmal #julio2018

Una publicación compartida de Isabel Jiménez (@isabeljimenezt5) el

Cuando llegó a la ciudad andaluza se pudo reencontrar con una de las personas que más había añorado durante la cuarentena, su abuela. La periodista compartió una instantánea de este momento y en ella se podían ver las manos de ambas entralazadas junto a un emoticono de corazón, lo que hacía evidente que este momento era único para ellas. Redes sociales en las que no ha mostrado ninguna imagen de su incipiente barriguita, tanto es así que o bien con ropa vaporosa o bien posando de espaldas, era muy complicado que saltaran las alarmas entre sus seguidores de Instagram.

El verano de Isabel Jiménez y Sara Carbonero

Se desconoce si a lo largo de estos meses podrá reencontrarse con su socia y amiga, Sara Carbonero. A pesar de que todos los veranos tratan de reencontrarse y adaptar sus vacaciones para estar juntas, al menos durante unos días, la situación actual que vive nuestro país podría cambiar su ruta vacacional. Ambas están muy unidas y, prueba de ello, que incluso la esposa de Iker Casillas sea la madrina del primer hijo de Isabel Jiménez. «Parafraseando a una amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda», dijo Sara en una ocasión sobre Isabel. Palabras que no dejaban duda: su amistad era a prueba de bombas.

La propia Isabel Jiménez se confesó tras levantarse el estado de alarma con SEMANA. Para ella lo más duro fueron los primeros 10 días, sin embargo, poco a poco fue reflexionando acerca de la pandemia y reveló a este medio la lectura positiva que había sacado sobre todo lo acaecido. «La vida nos puede sorprender de la manera más inimaginable y que, de repente, lo para todo en un momento y no podemos controlarlo. Por primera vez en mi vida, no pienso en qué voy a hacer el mes que viene, la semana que viene, pero ni siquiera me planteo ya qué va a pasar mañana», dijo la presentadora. Pasó el confinamiento en su casa de Madrid junto a su marido, quien estaba teletrabajando y junto a su pequeño, del que pudo disfrutar al máximo cuando no estaba trabajando.