Regreso a la rutina

Los escolares suecos son de los primeros en regresar a las aulas. Pues bien, ese día ha llegado hoy, y eso incluye a Estelle, la primogénita de Victoria de Suecia y Daniel Westling. A sus seis años, la princesita se ha levantado a primera hora, ha desayunado, se ha vestido y pertrechado con su mochila a la espalda y, de la mano de sus padres, se ha dirigido hacia su colegio.

Acompañada por sus padres

Una gran sonrisa iluminaba su rostro. ¿Estaría contenta de volver a reencontrarse con sus compañeros? Seguro. Y eso que el primer día de la vuelta al cole suele resultar bastante duro para los más pequeños. Después de disfrutar de un largo verano, sin horarios ni deberes, las vacaciones tocan tristemente a su fin y retomar la rutina y las obligaciones no parece el mejor plan. Muchos lloran, pero no es el caso de Estelle.

Sentada en su pupitre

Estelle ha acudido con paso resuelto de camino a la escuela primaria del Campus Manilla en Djurgarden, en Estocolmo. A su llegada, la niña y sus padres fueron recibidos por estudiantes de secundaria, quienes luego les acompañaron al patio de la escuela para encontrarse con el director. Victoria y Daniel charlaron un momento con él, y después todos entonaron el Himno Nacional sueco. Fue el momento más oficial de una jornada en la que todo prosiguió con gran naturalidad.

Carácter simpático y abierto

Estelle de Suecia, que es la segunda en la línea de sucesión al Trono, tras su madre, se despidió de sus papás y continuó con su propio trabajo. Se metió en el aula correspondiente y ocupó su pupitre de madera junto a sus compañeros. Muy sonriente y atenta, abrió su cuaderno y empezó la clase con total normalidad. Si ayer mismo la Casa Real sueca daba a conocer las fotos oficiales del veraneo real, hoy nos han sorprendido con este otro posado, con el que acercan un poco más a su pueblo el día a día de los miembros de la realeza.

La princesita es una niña muy despierta que hace las delicias de toda su familia. De carácter abierto y alegre, no le es difícil ganarse a la gente, e incluso en los actos oficiales nunca se siente cohibida. Es más, suele acaparar la atención con su desparpajo y sus gestos infantiles. Poco a poco iremos viendo el regreso al cole del resto de príncipes y princesas europeos. Las nuestras, Leonor y Sofía, lo harán el próximo 11 de septiembre, cuando se incorporen al colegio Santa María de los Rosales de Madrid, así que aún les queda un poco de tiempo para seguir disfrutando de sus vacaciones.