Europa Press

Estela Grande se moja sobre el mal rollo de Carla Barber y Diego Matamoros

Estela Grande se ha pronunciado acerca del mal rollo que existe entre Carla Barber y Diego Matamoros, una relación ya completamente rota.

Este jueves SEMANA publicó el fin del buen rollo entre Carla Barber y Diego Matamoros. El hijo de Kiko Matamoros ha borrado todas las fotografías que tenía con la canaria justo después de que saliera a la luz que ella había rehecho su vida y, además, ha hecho un unfollow. Ninguno se sigue ya en Instagram, lo que demuestra que, pese a que querían mantener una amistad, ha sido imposible. Tras un año de relación y unos meses de reflexión, Diego y Carla llevan vidas por separado y no parece que sus caminos vuelvan a cruzarse. Al menos de momento. Este cambio se une a su divorcio oficial de Estela Grande sobre quien sí tiene buenas palabras, de hecho, esta semana se ha despedido de ella públicamente de una forma muy elegante. Ella precisamente ha sido preguntada por este asunto que tantos titulares ha copado después de que esta revista insistiera en este detalle.

© Redes sociales.

La modelo ahora sí tiene una buena relación con su exmarido, aunque ella lo resume como algo cordial. Por ello, no quiere avivar guerras, pero sí reconoce que debe existir algo de rencor entre Carla y Diego, pues a ella también le dejó de seguir cuando rompieron. A pesar de que Estela Grande ha podido reconducir la relación con él, ninguno de los dos se plantea que pueda existir una reconciliación entre ellos. Tras separarse y firmar los papeles, Estela mira hacia el futuro y cierra una etapa con el que ella creía que sería el amor de su vida. La maniquí ha rehecho su vida con Juanito Iglesias, un futbolista con el que ha encajado a la perfección y con el que sí que ha alcanzado la felicidad, tal y como publicó SEMANA en exclusiva.

Diego Matamoros, por su parte, no ha querido aclarar el motivo por el que, a día de hoy, no mantiene ningún contacto con su expareja, Carla. Aunque los dos se tatuaron un corazón azul en señal de su amor, su historia ya está rota y con pocos visos de arreglarse. La canaria con quien sí mantiene una buena relación es con la que era su cuñada, Laura Matamoros, con la que se ha visto varias veces quedando a comer y con la que, pese a todo, sigue llevándose de maravilla. Cabe señalar que, además de haber conocido a otro chico alejado de los medios, la doctora sigue centrada en ampliar su negocio en el mundo de la estética. Esta misma semana comentaba su intención, pero no desvelaba detalles sobre el nuevo paso que dará en su profesión.

Si bien Carla y Diego no estarán unidos a nivel sentimental, él no podrá olvidar que ella ha sido una pieza fundamental en su giro vital. El joven quiere dedicarse al interiorismo, un curso que ella le regaló cuando todavía estaban juntos y que puede ser un cambio de 180 grados si finalmente encuentra trabajo en este sector.