El colaborador asegura que la ex de Antonio David Flores no es fiel a la realidad en su programa: «Tiene la memoria mediatizada».


Después de un tiempo alejado del programa tras haber contraído coronavirus, Kiko Matamoros se ha reincorporado a ‘Sálvame’. Y lo ha hecho con las pilas puestas: opinando sin tapujos sobre ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, el polémico documental sobre la vida de Rocío Carrasco. Un programa que ha reventado los índices de audiencia de manera histórica: logró un 33,2% y 3.787.000 espectadores en su primer día de emisión.

«Tiene la memoria mediatizada»

El colaborador ha estado alejado de la televisión, pero no se ha pedido el especial sobre la empresaria. Y cree que la hija de Rocío Jurado no cuenta todo tal y como sucedió. «En el docureality quien miente, e incluso tiene la memoria mediatizada o de alguna manera adulterada, es Rocío Carrasco», ha sentenciado.

Rocío Carrasco
© Telecinco.

El madrileño cree Carrasco no ha sido fiel a la realidad. Por ejemplo, cuando ha relatado las infidelidades del padre de sus dos hijos o sobre las relaciones que ella tuvo al final de su matrimonio con el malagueño. «Ella mantuvo esa relación de amistad con ese señor (José Parra). Y hay fotos besándose en el AVE con Chiqui en la estación del AVE. Formalmente no estaba separada y por eso los dos niegan cualquier tipo de relación fuera del matrimonio», apuntaba.

«Ella cuenta una cosa que no es verdad»

En la docuserie, Carrasco rememora sus inicios con Fidel Albiac, al que dice haber conocido tras poner punto y final con su exmarido. Pero para Matamoros no sucedió así: según él, empezaron a salir antes: «Rocío Carrasco con quien sí tiene una relación es con Fidel Albiac tres meses antes de decir que se separa de Antonio David. Ella cuenta una cosa que no es verdad. Más infiel fue Antonio David, mucho más. Lo que no me voy a creer es lo que cuenta Rocío Carrasco».

Telecinco

Kiko Hernández matizaba: «No hay ninguna foto de ningún beso», haciendo referencia a que no existen imágenes de Rociíto siendo desleal al andaluz. «Lo que tenemos es el testimonio de los familiares».

«Creo en María Patiño. Creo que es muy honesta cuando refiere la relación en ese momento», ha añadido Matamoros. Belén Esteban, por su parte, defendía el testimonio de la madre de Rocío Flores. «A mí María Patiño me ha contado que Rocío nunca ha sido infiel a nadie. Sabes que he defendido a Antonio David muchísimo. Me quedé blanca cuando escuché que llamaba a un fotógrafo cuando estaba en el hospital con el niño para que les hicieran fotos».

«El documental no me ha demostrado que Rocío sea una buena madre»

Asimismo, dejaba claro que el documental no demuestra que Carrasco haya sido una buena progenitora: «No pongo en cuestión la verdad de Rocío Carrasco. Pero a mí el documental no me ha demostrado Rocío que sea buena madre… Yo he hablado con Antonio David estos días, dos veces. De la conversación que duró, aproximadamente, unos 25 minutos, por lo menos, 20 o más de 20, lo dedicamos a hablar de sus hijos…”, proseguía. “Yo creo que al final, los dos se consideran víctimas, todos son víctimas”.

“Yo, de verdad, no vengo aquí a defender a Antonio David, tampoco vengo a cortarle la cabeza a nadie. Pero hay algo que es absolutamente inentendible desde los parámetros de una persona normal: no se entiende ese aislamiento. Ojalá, y lo digo con el corazón en la mano, podamos entender esa dejación de esa función de madre, al ponerle de manos de un ‘monstruo’, según ella, a sus hijos y un desentendimiento absoluto, y eso es muy difícil de entender”, concluía.