La pareja del momento formada por Enrique Ponce y Ana Soria han disfrutado de un fin de semana en Almería, la tierra natal de la joven


Enrique Ponce y Ana Soria están viviendo ya su amor sin esconderse. Después de varios meses disfrutando de su relación de puertas para dentro y evitando a la prensa, ahora ya disfrutan de la libertad de vivir una historia de amor sin obstáculos. Tal y como ha podido conocer SEMANA, la pareja del momento ha pasado un romántico fin de semana juntos en Almería, la tierra natal de la joven de 22 años. Durante estos días hemos podido ver cómo Ana Soria ha ido compartiendo diferentes imágenes a bordo de una embarcación en alta mar. Ahora, esta revista ha conocido que no estaba sola, sino con el torero Enrique Ponce.

La pareja del momento ha disfrutado de Cabo de Gata

A pesar de que ambos disfrutaron de una divertida jornada en alta mar en compañía de los suyos, Ana Soria no quiso compartir ninguna imagen en la que apareciera el torero. Es cierto que la joven almeriense ha querido mantener su relación de la manera más discreta posible y entiende que la publicación de esas imágenes supone un gran revuelo mediático. Tan solo ha compartido una foto junto a Enrique Ponce pocos días después de que saliera su nombre a la palestra como la nueva ilusión del diestro.

Con la fotografía de los dos en una actitud muy cariñosa, la pareja confirmó así su relación y acalló todos los rumores. Es la única vez que tanto Enrique como Ana han compartido de manera pública una fotografía de los dos juntos. A pesar de querer guardar esos momentos para ella, SEMANA ha podido saber que Enrique Ponce ha estado durante estos días en Almería con la joven y su familia y amigos. Con esta escapada, la pareja confirma que su relación está más que consolidada y que el torero es aceptado por los padres de ella y no son un obstáculo para que vivan su historia de amor como ellos quieran hacerlo.

Enrique Ponce ya conoce a sus suegros, los padres de Ana Soria

Durante estos días en la tierra de Ana Soria, ambos han disfrutado de divertidas jornadas en alta mar, tomando el sol sobre una embarcación, dándose chapuzón y descubriendo los rincones más maravillosos de Cabo de Gata. No es la primera vez que Enrique Ponce haya viajado hasta Almería para estar junto a su nueva pareja, ya que incluso se les ha visto cenando en uno de los restaurantes en el puerto de la pequeña localidad de San José en compañía de sus suegros, confirmando una vez más la excelente relación del torero con los padres de la joven. Mientras disfruta de una segunda juventud y de un verano alocado junto a su pareja, también sigue adelante con los trámites de divorcio de Paloma Cuevas.