Tía y sobrinos han disfrutado de un divertido día en la playa y han pasado una agradable velada compartiendo confidencias.


Rocío Flores está disfrutando de cada minuto del verano junto a los suyos y más aún después de haber estado tres meses separada de ellos debido a su participación en ‘Supervivientes 2020’. Desde que regresara de Honduras, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores no se ha separado ni un segundo de su chico, Manuel Bedmar, y de sus hermanos, David y la pequeña Lola.

A lo largo de las últimas semanas, hemos podido ser testigo a través de sus redes sociales de lo bien que se lo está pasando en Málaga y lo mucho que está disfrutando de los planes románticos con su chico, con el que se deshace en halagos. Los dos no dudan en gritarle a los cuatro vientos lo mucho que se quieren y nos regalan preciosas imágenes en las que dejan constancia de lo mucho que se quieren.

En medio de todos esos planes, la nieta de Rocío Jurado también tiene tiempo para hacer escapadas con su familia. En concreto, este fin de semana, Rocío Flores, con su pareja, y su hermano, se han desplazado hasta Chipiona para disfrutar de unos días de playa junto a Gloria Camila y su chico (además de algunos de sus amigos de la infancia). A lo largo de las últimas horas hemos podido ver en sus cuentas de Instagram cómo han disfrutado de una divertida comida enfrente de la playa y han debutado un delicioso arroz caldoso.

La tierra que vio nacer a «La más grande» es testigo de la buena sintonía que hay entre ellos y nos han mostrado la prueba definitiva de lo importante que es el joven David Flores para ellos. La hija del colaborador de ‘Sálvame’ y su tía han publicado varias imágenes con el pequeño del clan (con permiso de la hija de Gloria y Antonio David) en las que demuestran que el tiempo pasa y que son una familia de lo más unida.

«Eres la luz que ilumina mi camino», asegura la concursante de ‘Supervivientes’ junto a una imagen en la que aparece de lo más feliz junto a su hermano, David Flores. Manuel Bedmar, el novio de la joven, no dudó en lanzarle un piropo a los hermanos: «Mis dos amores».

Risas y confidencias

Está claro que Rocío Flores está aprovechando cada segundo de su tiempo para estar con los suyos. Esta escapada familiar supone el reencuentro entre la joven y Gloria Camila Ortega, a quien vio por última vez en una comida familiar pocos días después de su salida del reality de aventuras de Telecinco. En esta nueva velada, con las mejores vistas posibles, habrán recordado algunas de sus aventuras y anécdotas por Chipiona y habrán tenido muy presente a la interprete de «Como una ola».