La pareja ha disfrutado de una escapada a la naturaleza, han podido respirar aire puro y desconectar de su realidad en la capital española.


Sandra Gago y Feliciano López están pasando por una de las etapas más felices de su vida. Además de haber celebrado su primer aniversario de boda, el tenista y la periodista se encuentran en la recta final de su embarazo. A la espera de poder verle la carita a su primer hijo en común, los futuros papás disfrutan al máximo su tiempo y han aprovechado este fin de semana para hacer una escapada y disfrutar de la naturaleza.

Instagram

Sandra Gago y Feliciano López están exprimiendo al máximo el tiempo que pasan juntos antes de que llegue el pequeño Feli a sus vidas. Ante esto, la pareja ha disfrutado de una escapada a la naturaleza, han podido respirar aire puro y desconectar de su realidad en la capital española. Junto a ellos, también se encontraba su golden retriever, Ace, quien también se convirtió en protagonista en la foto que compartieron en sus redes sociales para hacer público su embarazo. «Pronto seremos 4», decían acariciando la incipiente barriga de embarazada.

Gracias a sus redes sociales, hemos podido ser testigos del relajante paseo del que han disfrutado este fin de semana por la sierra. Rodeados de árboles y de lo más abrigados, también han tenido tiempo de disfrutar de una suculenta y sana comida para coger fuerzas.

Sandra Gago, en la recta final de su embarazo

Instagram

Este verano ha sido de lo más especial para la pareja puesto que han disfrutado del tiempo que han pasado juntos para poder hacer varias escapadas. Eso sí, cuando las recomendaciones de las autoridades sanitarias lo han permitido. Han sido unas vacaciones de lo más distintas, no solo por la situación de emergencia sanitaria por la que atraviesa el mundo, también porque en diciembre le darán la bienvenida a su primer hijo.

La pareja ha exprimido el verano de forma tranquila viviendo una etapa significativa con dulce espera de su bebé. Gracias a sus respectivos perfiles en redes, hemos podido ser testigos indiscretos de su época estival marcada por las largas jornadas en la playa, las cenas estivales, los reencuentros con amigos… Sus destinos han sido nacionales, entre ellos, Ibiza y Tarifa. «Disfrutando como nunca», señalaba la organizadora de bodas el pasado mes de agosto.

El retoño que esperan Feliciano y Sandra llega nueve meses después de su enlace y de un largo periodo de confinamiento juntos. Las semanas de confinamiento le ha brindado la oportunidad a la pareja de disfrutar del hogar en la mejor compañía. Formar una familia era parte de su proyecto del matrimonio y ambos están viviendo con gran ilusión esta etapa. El encierro en casa supuso una gran prueba de fuego para el matrimonio que han superado con matricula de honor puesto que ahora están más unidos que nunca.