Rocío Carrasco se ha abierto en cuerpo y alma en los doce episodios que ha durado su docu-serie, ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’


La docu-serie de Rocío Carrasco, ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, ha llegado a su fin. Tras doce episodios en los que la hija de Rocío Jurado ha contado su historia para y lo que ha vivido a lo largo de estos años por culpa de Antonio David Flores, además de su relación con sus hijos, Rocío Flores y David Flores, Rociíto se ha despedido, momentáneamente, de tele. Estos doce episodios nos han permitido conocer más su vida, su relación con su marido, Fidel Albiac, o incluso colarnos en su ‘casa búnker’. Durante muchos años se ha hablado de que Carrasco se escondía en su casa en la Urbanización Valdelagua, ubicada en San Agustín de Guadalix, una de las zonas más exclusivas de la capital. Ahora, nos ha permitido colarnos en dicha propiedad y ver cómo es por dentro.

Rocío Carrasco nos abre las puertas de su casa

Durante estos meses en los que se ha emitido la serie documental, hemos podido ser testigos de cómo es la casa en la que vive con Fidel por dentro. Tanto en imágenes inéditas de la serie como a través de las diferentes conexiones que la pareja ha tenido con el programa en directo, nos han mostrado sus rincones favoritos de su hogar. Esto nos ha permitido conocer cómo es la vivienda que ambos comparten situada a las afueras de Madrid. Fidel conectó el día en el que Rociíto se sentó en el plató; mientras que Rocío Carrasco ha conectado también con el programa durante diferentes episodios. Además, hizo un repaso de su álbum personal más privado desde una de las estancias de su casa.

Vídeo: Gtres

Todo esto nos ha permitido ver diferentes estancias de la casa de la pareja y ser testigos de algunos de los objetos decorativos que tienen. Jarrones, fotografías o incluso una pintura de Rocío Carrasco durante su etapa en el documental, son algunos de los objetos que Rociíto tiene sobre una de las mesas auxiliares de su salón. A pesar de que solo hemos podido ver una parte de la vivienda, lo cierto es que uno de sus verdaderos atractivos está en la zona exterior de la urbanización, ya que tiene 2.000 metros cuadrados, con gimnasio o piscina.

La seguridad y la privacidad: lo que más buscan quienes viven en esa urbanización

Además, de que uno de sus mayores atractivos es la privacidad de la que goza y que tanto ha conquistado a sus 220 vecinos. De hecho, para poder entrar, existe un meticuloso protocolo que hay para entrar, ya que solo puedes circular por sus alrededores si previamente has sido invitado por alguno de sus vecinos. Esto ayuda a que muchos famosos que buscan la máxima privacidad quieran comprarse allí un terreno, prueba de ello que resida en la misma urbanización que ella rostros como Luis Tosar o Kiko Hernández. Os mostramos todas las fotografías de su casa.