Elena Tablada ha disfrutado de unos días de rélax en las playas de Formentera tras el duro varapalo que recibió: la muerte de su padrastro


Hace escasos días publicábamos la triste noticia del fallecimiento de Javier Iturrioz, el marido de la madre de Elena Tablada, tras permanecer ingresado en un hospital desde hace varios meses. Un duro golpe para el clan Tablada. Un duro golpe para los seres queridos y amigos de Javier Iturrioz, conocido en nuestro país especialmente por haber sido uno de los fundadores de la mítica discoteca KU de Ibiza, en colaboración con sus grandes amigos, José Luis Anabitarte (Gorri) y el exfutbolista José Antonio Santamaría. Ahora, tan solo días después, reaparece la ex de David Bisbal y lo hace en las playas de Formentera. Tras arropar a su madre en este duro golpe, la diseñadora cogió un avión y puso rumbo a las Islas Baleares para disfrutar de los primeros días de calor.

Elena Tablada ha viajado hasta Formentera en un momento duro

Es muy habitual encontrarnos a Elena Tablada disfrutando de las islas pitiusas. Aunque normalmente es una gran asidua a surcar los mares del Mediterráneo a bordo de un lujoso barco, en esta ocasión la hemos «pillado» a orillas de la playa. Estuvo acompañada de un grupo de amigos, entre los que a primera vista no vemos es a su marido, Javier Ungría, ni sus hijas, Ella y Camila. Todos juntos disfrutaron de un agradable día soleado en la playa, antes de subirse a una lancha, que seguramente les llevaría a bordo de un barco, donde suele pasar las noches la diseñadora.

Gtres

Una agradable y envidiable velada playera con algunos de sus amigos que se produce tan solo unos días después de darle el último adiós a su padrastro. Tablada siempre se ha mostrado muy unida a su madre, Elena Tablada, y por este motivo quiso estar con ella tras el duro golpe que recibió con la muerte de su marido desde hacía dos décadas. A pesar de eso, siguió con sus planes estivales y se marchó a disfrutar de una escapada con amigos en Formentera, donde hemos podido ser testigos de lo bien que lo ha pasado.

La diseñadora es muy fan de las islas pitusas

En la isla ha sido donde ha convencido a una amiga para que inmortalizara con su teléfono móvil el bonito momento a orillas de la playa de Formentera. Mientras tanto, Elena Tablada recurría a sus poses más naturales ataviada con un original vestido estampado, que ajustó con un cinturón y una bandolera de Loewe. Tras sus diferentes poses, Tablada y sus amigos se subieron a la embarcación para poner rumbo al barco donde estarían alojados. Parece que con esta escapada, Elena ha conseguido evadirse de aquellos problemas y preocupaciones que más quebraderos de cabeza le están dando. Entre ellos, el fallecimiento de Javier Itiurroz. Seguramente esta no será la única vez que veamos a la cubana disfrutar de las islas pitusas. Os dejamos todas las imágenes.