2019 no ha sido un año fácil para Elena Tablada. En más de una ocasión, y de dos, ha protagonizado titulares por su disputa con su ex, David Bisbal. Por suerte, el año está terminando de la mejor de las maneras para la diseñadora, que está embarazada de su segundo bebé. Ahora que está disfrutando de una etapa tan bonita junto a su marido, Javier Ungría, y su hija, Ella, Tablada ha optado por intentar dejar de lado las polémicas y disfrutar de lo que está viviendo.

Elena Tablada y Javier Ungría serán padres el próximo año

View this post on Instagram

? + ?= BESO #marquesderiscal #hellyhapps

A post shared by Hell ??Elena Tablada (@hellentablada) on

«Hay más buenas noticias. Yo intento vivir mi momento que ya toca ser feliz y disfrutar un poco, de esta etapa que no sé si la repetiré o no otra vez, pero la existencia me ha dado este regalo y tengo que disfrutarlo», ha asegurado en su última aparición pública, este jueves.

Elena asegura que lo ha pasado bastante mal «y cuando tienes hijos que están involucrados en eso se pasa aun peor», lo que ha provocado que al 2020 le lance un deseo lleno de esperanza que, sin duda, de cumplirse le facilitaría mucho la vida tanto a ella como a su ex. “Esperemos que nos llevemos bien otra vez. Lo hemos hecho hasta hace tres años entonces y creo que lo podemos conseguir. Querer es poder y por la niña que tenemos en común debemos esforzarnos e intentar conseguirlo”, ha contado.

Una petición al destino -y también a David Bisbal- que coincide con uno de los días más fieles de su embarazo y es que un día después, es decir, este viernes, Elena Tablada se hace la ecografía en la que conocerá el sexo de su bebé. Mientras que a ella no le importa si es niño o niña, desvela que su marido, sin embargo, prefiere que fuese un chico: “no aguanta ni un pintalabios más en casa”, ha dicho entre risas.