La empresaria ha respondido al atroz testimonio de la madre de Antonio David Flores sobre ella, a la que acusa de tener una vida «poco decente».


Este miércoles, en «Quién te crees tú», el sexto episodio de «Rocío, contar la verdad para estar viva», Rocío Carrasco ha vuelto a la carga. En la nueva entrega de su documental ha disparado nuevos dardos contra Antonio David Flores. Dispuesta a contar toda su verdad tras 25 años de silencio, la hija de Rocío Jurado ha contado episodios importantes de su vida: desde su complicado divorcio del padre de sus hijos, del que asegura que nunca ha querido tener a sus hijos, a la negligencia de su ex con su hijo David o cómo se portaba Fidel Albiac con sus pequeños.

También ha respondido a las declaraciones que en su día hizo la madre del malagueño, Luisa Carrasco, sobre ella. «Mi ex nada porque no es mi exmarido», puntualizaba al hacer referencia a ella. Durante la emisión de su docuserie, la audiencia pudo escuchar lo que la abuela de Rocío Flores dijo en su día en relación a la relación con el exguardia civil.

«Me enteré por televisión que Rocío Carrasco se iba a casar con Antonio David Flores porque les urgía», contaba Luisa. «No me consta que mi hijo haya cometido infidelidad alguna durante su matrimonio. Es cierto que mi segundo nieto nació con ciertos problemas achacables la vida poco decente tuvo su madre durante el parto».

Gtres

Las palabras de la madre de Antonio David dejan en evidencia que Rocío Carrasco nunca fue de su agrado: «He de decir que mi hijo ni bebe, ni fuma ni tiene vicio alguno que pueda ser la causa de esas consecuencias que tuvo mi nieto al nacer. Yo estaba entonces presente en la casa de mis hijos y el sacerdote que allí había aparte me invitó a tomar un café y allí se desahogó conmigo diciéndome lo que en realidad había pasado y que era la causa de que mi nieto naciese con ciertos defectos. Defectos que con la edad que ahora tiene, que son cinco años, parece un niño de dos años».

La madre de Antonio David achaca la enfermedad de Antonio David a los hábitos de Rocío

«De casta le viene al galgo», apuntaba la empresaria al escuchar lo que testificó su exsuegra tras su separación del andaluz. Fueron tiempos muy complicados, en los que la progenitora del colaborador no dudó en dejar en muy al lugar a la madre de sus nietos. «No sé si Rocío convivió con otro hombre antes de iniciar los trámites de separación. Lo que sí puedo decir es que su padre, de ella, murió de un infarto. Y mi marido lleva dos años y medio padeciendo Alzhéimer como consecuencia de la vida desarreglada de Rocío», sentenciaba.

Gtres

Carrasco ha lamentado las opiniones vertidas por su exsuegra en el recurso contra la demanda de nulidad eclesiástica de su boda con Antonio David: «Ella sola se ha retratado. Es una persona mayor. Yo no voy a ser la que la juzgue o la califique. Es la mayor aberración que se le puede decir de una madre. Pero creo que ella se ha calificado sola diciendo eso. No voy a entrar, creo que no hace falta».

Rocío Jurado, sobre Antonio David: «Es voluble y ególatra»

En su momento, la madre de Antonio David no fue la única que testificó sobre Rocío. También Rocío Jurado expresaba ante las autoridades que esta era una mujer responsable. Asimismo, manifestaba su preocupación por la conducta del andaluz. «De su hija dice que es reservada aunque parece extrovertida. Guarda sus cosas íntimas para dentro. Él trata de presentarse como persona agradable, pero tiene unos cambios de humor repentinos, es voluble y muy ególatra».