«A veces, no puedes con todo y hay que parar, pedir ayuda y priorizar tu salud mental», ha escrito la influencer para anunciar su marcha de las redes sociales.


Dulceida está pasado por uno de los veranos más difíciles de su vida. Hace unos días, la influencer lloraba la pérdida de su abuela, que fallecía tan solo unas semanas después de anunciar su separación de Alba Paul. Intentando hacer frente a estos duros golpes, Aida Domènech ha tomado una drástica decisión: se marcha de las redes sociales para poder reconstruirse.

Dulceida
Redes sociales

Dulceida ha anunciado a través de un vídeo en la que podemos verla feliz en la playa que hace un parón para centrarse en ella misma después de los duros varapalos a los que ha tenido que enfrentarse. La influencer necesita un respiro y centrarse en su salud mental para volver a ser ella misma. «Necesito reconstruirme, necesito abrazarme y cuidarme para volver. Me siento perdida y necesito encontrar el camino para recuperar mi alegría y volver a reconocerme, volver a ser yo y volver a quererme», comienza a escribir.

Está siendo un año duro para Aida, quien ha reconocido que la muerte de su abuela le sigue doliendo porque no ha aceptado todavía que uno de los pilares fundamentales de su vida no esté ya con ella. Sin embargo, la gota que ha colmado el vaso y que ha provocado que tome esta decisión ha llegado con el «acoso constante» que está recibiendo a través de sus redes sociales después de anunciar su separación con Alba Paul. «Hacen mucho ruido y también mucho daño a mí y a las personas que me quieren. Por mí y por mi salud mental, necesito parar», expresa.

Dulceida reconoce que es una mujer fuerte, pero jamás llegó a pensar que llegaría al punto de encontrarse como se siente hoy. «Yo misma me estoy haciendo daño y no puedo más. En algunos momentos soy mi peor enemiga exigiéndome y machacándome, estoy segura de que muchos me entenderéis», comenta.

Se marcha de redes sociales para priorizar su salud mental

«A veces, no puedes con todo y hay que parar, pedir ayuda y priorizar tu salud mental. Aída ha querido dar una lección a sus seguidores», escribe para dejar claro que la vida no es de color de rosas. Está convencida de que quiere luchar para aprender a quedarse con lo bueno e intentar mejorar lo malo.»Será raro, a mí vuelta os contaré. Llevo 12 años dando guerra por aquí, compartiendo mucho de mí todos los días acompañada siempre por los mejores, una familia de preciosos llena de amor. Soy una mujer fuerte pero siento que ahora mismo estoy cargando con mucho y esto no puede ser un peso más, no me siento con fuerzas«, insiste.

Por último, Dulceida insiste en que no se trata de una despedida y se fija septiembre como el mes en el que volver a estar con su gran comunidad. Quiere regresar mostrando la sonrisa que tanto le caracteriza y está centrada en trabajar a conciencia para darle mucho amor a sus seguidores y aventuras que puedan compartir.