Los médicos han considerado que al experimentar una notable mejoría, la madre de la tonadillera puede seguir recuperándose en Cantora.


Después de varias semanas de preocupación por el estado de salud de doña Ana, Isabel Pantoja y el resto de su familia pueden respirar tranquilos. Tras varios días de ingreso, la matriarca del clan ha recibido el alta hospitalario y ya se encuentra en Cantora recuperándose de este bache en su salud.

Gtres

Tras varios días de ingreso y una gran preocupación por su salud, los médicos han considerado que al experimentar una notable mejoría, doña Ana puede seguir recuperándose en Cantora, tal y como confirma ‘La Razón’. La madre de Isabel Pantoja ha sido dada de alta hace tres días y ha regresado a la Finca situada en Medina Sidonea, donde ya se encuentra descansando. Según desvela el medio citado, la matriarca del clan habría sufrido unos contratiempos respiratorios y por ello habría sido ingresada semanas atrás.

Una noticia que ha supuesto un soplo de tranquilidad para la tonadillera y su hermano, Agustín Pantoja, quienes llegaron a pensar que la situación era mucho más grave de lo que parecía. Desde que Kiko Hernández hiciera pública la noticia del ingreso de doña Ana, se ha especulado mucho acerca de su estado de salud y la gravedad del mismo. Era el propio colaboradora de ‘Sálvame’ quien comunicaba la preocupante noticia a Kiko Rivera y Anabel Pantoja.

Los nietos de doña Ana se han mostrado preocupados por el estado de salud de su abuela. En concreto, la colaboradora del programa de las tardes de Telecinco montaba en cólera después de escuchar varios comentarios en los que se especulaba con el fallecimiento de la madre de Isabel Pantoja. De la misma forma, el DJ se mostraba preocupado por la salud de la matriarca a través de sus redes sociales y denunciaba de forma pública que ningún miembro de su familia le hubiera informado de la noticia.

La familia Pantoja se ha mostrado muy cauta a la hora de dar información sobre el motivo que habría llevado a la madre de la tonadillera al hospital y por el que todavía permanece ingresada. Desde hace años, su estado de salud es delicado debido al ictus que sufrió en 2019 y por el que se mantuvo hospitalizada durante una larga temporada. Una enfermedad que logró superar y remontar su salud.

Anabel Pantoja respira tranquila

A lo largo de estos últimos días, Anabel Pantoja se ha mostrado intranquila a raíz de la preocupante situación del estado de salud de su abuela, una de las personas más importantes de su vida. Su preocupación ha empañado algunos de los preparativos de su enlace, que tendrá lugar el próximo 1 de octubre. Ahora, con la feliz noticia de su alta hospitalaria, la colaboradora de ‘Sálvame’ podrá tener la mente por completo en en su boda mientras que ultima todos los detalles de su boda de cuento de hadas con Omar Sánchez.