La colaboradora ha contado por primera vez una dura anécdota vivida hace un año, durante sus vacaciones en Mallorca.


Este lunes, Gema López ha regresado al trabajo después de disfrutar de sus vacaciones estivales en Palma de Mallorca. Unos días de descanso en los que ha lucido guapísima en bañador y cuyas imágenes siempre causan furor entre los seguidores de la periodista. Sin embargo, para ella salir en ropa de baño le supone superar ciertas barreras, ya que se considera pudorosa y cauta con lo que hace cuando no se sienta delante de las cámaras.

A la colaboradora de ‘Sálvame’ le han preguntado por sus momentos de relax en las Baleares. Un viaje que ha realizado acompañada de su familia y en el que ha sido inmortalizada, espectacular, dándose un chapuzón en las aguas del Mediterráneo. El año pasado elegía el mismo destino para tomarse unos días de desconexión con sus seres queridos. Sin embargo, tras la aparente felicidad que reflejaban entonces las instantáneas de sus chapuzones en las costas se escondía una realidad especialmente dolorosa que ha revelado por primera vez.

Vídeo: Europa Press

En julio de 2020, Gema y varias personas de su clan viajaron a la isla. Eran días en los que estaba dispuesta a disfrutar a tope y recargar las pilas antes de reincorporarse a su sillón de Telecinco. «Todo lo bueno llega. Se trata de tener paciencia, de saber, de encontrar, de aprovechar, de vivir el momento, de querer más», decía en su cuenta de Instagram. Lo que nadie imaginaba es que sus fotos ocultaban una triste noticia que le provocó un verdadero impacto…

Instagram

 

«Tenía una sorpresa preparada para mi familia. Esos días dije: ‘No voy a la playa. Procuré esos tres días dejar a mi núcleo. Hagas lo que hagas no lo haces bien. El año pasado llegué a la playa. Hice kilómetros y kilómetros… Le dije a mi familia, quedaros en el chiringuito. Te sientas aquí y tienes tres fotógrafos allí. Y me van a pillar el culo así…», ha relatado Gema durante la emisión de ‘Sálvame’. «Recibo una llamada de teléfono y me cuentan que tu marido (el de Paz Padilla) ha fallecido. Hay un momento en que se acercan a mí para preguntarme si me voy a dar un baño y les dije: ‘Es que ahora no me quiero bañar’. Si se conociera la intrahistoria de cada cosa», concluía.

Los compañeros de la colaboradora se han quedado sorprendidos ante su testimonio. Se trata de una anécdota que Gema ha querido compartir con la audiencia y con sus compañeros y que se remonta al triste momento en el que se le comunica del fallecimiento de Antonio Juan Vidal, marido de la actriz y presentadora, fallecido el 19 de julio de 2020 como consecuencia de un tumor cerebral.