Diego Matamoros y Estela Grande han comenzado con los trámites de divorcio, una decisión que han tomado tras la confirmación del hijo de Kiko Matamoros de su relación con Carla Barber.


Diego Matamoros y Estela Grande se han convertido en los protagonistas de la actualidad después de que el hijo de Kiko Matamoros confirmara su relación con Carla Barber. Cuando todavía se pensaba que había un resquicio de una posible reconciliación, Diego daba el paso de hacer pública su relación con la canaria, algo que ha hecho que se tome la decisión más drástica.

Y es que tal y como ha podido saber SEMANA, la expareja ya está iniciando el proceso del divorcio y estableciendo la manera en la que repartir sus recuerdos y propiedades. Esta decisisón llega casi dos años después de su boda, a la que no faltaron los familiares de Diego.

Pues bien, ahora empieza una ardua batalla por poner fin al matrimonio, que les llevó a ambos a vivir una bonita historia de amor. Estela Grande no ha hecho oídos sordos ni se ha puesto una venda en los ojos cuando ha salido a la luz la relación de Diego con la cirujana canaria.

Era conocedora de la relación entre Diego y Carla

La que fuera concursante de ‘Gran Hermano VIP 7’’ reconocía hace unos días la existencia de Barber en la vida de Diego,  a quien tachó de ser «un mujerón». «Durante el confinamiento tuve una conversación con Diego y me dijo que estaba conociendo a esta chica, pero a los días me lo negó y me dijo que no», relata.

Sin embargo, a pesar de que se alegra de que el hermano de Laura Matamoros haya rehecho su vida, ha echado en falta que fuera él quien le comunicara la buena noticia y no enterarse por la prensa. «Es complicado verlo aunque yo ya no sienta lo mismo, no es agradable. Le deseo que sea súper feliz«, aseveró y dejó claro que ambos se siguen teniendo cariño. Estela Grande también ha recordado que la última vez que tuvo un encuentro con Diego Matamoros fue el pasado 26 de mayo.

Podríamos verla en otro ‘reality’ de televisión

Además de estar centrada en los trámites para poner punto y final a su relación con Diego Matamoros a través del divorcio, todo hace indicar que el futuro de Estela seguirá ligado con la televisión. Pone fin a su relación con él, pero no con el medio en el que podría desarrollar una carrera. Y es que ella misma confesaba que aunque no tiene todavía muy claro qué va a hacer, no descarta seguir recorriendo los platós de televisión.

«Pero si hablamos de televisión, pues ya os he dicho alguna vez que estoy un poco experimentando… estoy a gusto como colaboradora, pero poco a poco me voy soltando, y voy aprendiendo la dinámica», explicaba todavía reticente a estar en muchos más programas, ya que por ahora, asegura, que le falta experiencia.