La médico especializada en cirugía estética ha mostrado el antes y el después de su trasero con imágenes de ella misma en diferentes momentos de su vida. La diferencia es brutal.


El accidente que sufrió en la nieve hace unos días no ha frenado a Carla Barber. Por lo menos en lo que respecta a su intensa actividad en las redes sociales. El hecho de que tenga que estar de reposo en casa ha ayudado a que su presencia en Instagram sea mayor que en otras ocasiones. Por ahora no está acudiendo a trabajar y está a la espera de que le quiten la férula y empiece con la rehabilitación para recuperar la movilidad de la pierna.

Entre todos los Stories que ha compartido, la médico especializada en cirugía estética ha querido mostrar lo mucho que ha cambiado la forma de su trasero en los últimos años. Carla ha comparado dos fotos de ella en bikini. Una de ellas es de septiembre de 2018 y la otra, de junio de 2020, donde ya aparece con Diego Matamoros.

En la instantánea de la izquierda, vemos a Carla con un cuerpo espectacular pero con menos forma. La ayuda de una máquina que ella misma usa en su clínica le ha ayudado a tener ahora una forma muy diferente en su trasero. Y ella no puede estar más orgullosa con los resultados que está obteniendo: «Ambas fotos han sido sacados sin saber que me las estaban sacando», aclara Carla.

El antes y el después de su trasero es increíble

© Redes sociales.

Pero no es la única imagen que ha compartido para mostrar lo que ella llama, la «absoluta diferencia». Con unas fotos de ella misma de tiempos diferentes, Carla Barber muestra orgullosa los beneficios de la técnica que emplea para realzar su trasero. Se ve perfectamente cuando se pone en bikini.

Carla Barber parece haber estado mirando durante horas su galería del móvil. Unas horas antes sorprendía a sus seguidores con una publicación en su perfil de fotos de 2016. Las horas en casa están dando para mucho y ella no sabe ya cómo matar el tiempo. Por eso se ha dedicado a ver fotos del pasado, donde vemos los grandes cambios físicos que ha experimentado.

Ella misma asegura que hay una «absoluta diferencia»

© Redes sociales.

Carla anunciaba hace unas horas que continúa con las curas de su pierna y explicaba que ella misma se está poniendo la heparina. De hecho, asegura que tiene un truco para que no le salgan hematomas en la barriga. Consiste en ponerse un hielo antes en la zona del pinchazo. Por ahora parece estar funcionado.

Aunque le cuesta moverse todavía con muletas, Carla acude con frecuencia a su clínica para que la recuperación sea más rápida: «El lunes me quitan la férula, me pondrán una rodillera, comenzaré la rehabilitación y empezaré a currar», explica mostrando las ganas que tiene de volver a la normalidad.