El torero ha confirmado que tiene pensado llamar a Rocío Carrasco cuando las aguas estén más calmadas: «Yo lo haré en su momento y cuando termine todo».


José Ortega Cano sigue en la primera línea de la actualidad gracias al testimonio de Rocío Carrasco. La docu-serie que acaba de terminar su primera temporada tendrá continuación con ‘En el nombre de Rocío’, en la que la protagonista ahondará en la relación con el clan Mohedano. El diestro ha sido rotundo al respecto, haciendo una declaración de intenciones: «Yo estoy unido a la familia Mohedano. A todos. Siempre se han portado muy bien conmigo».

Gtres

El torero, en conversación con el programa ‘Viva la vida’, ha nombrado a algunos de sus miembros como Gloria Mohedano o su marido, José Antonio Rodríguez, y recordaba que estaba agradecido a toda la familia por el trato que siempre ha recibido de ellos: «No tengo por qué cambiar mi opinión». Ha preferido ser prudente y esperar a ver cuáles son los «resultados de la serie».

Además, sobre las relaciones entre el clan y Rocío Carrasco, añadía: «En la vida no hay nada que sea perfecto. Todos tenemos nuestros fallos». La familia ha nombrado a un portavoz, José Antonio Rodríguez, para contestar a su sobrina: «Sobre el tema de mi cuñado, José Antonio, como él sabe mucho del tema de las herencias y todo eso…», explicaba.

Montaje SEMANA

Ortega Cano ha manifestado que él no tiene ninguna parte de la herencia de su difunta mujer, también que dispone de sus propios abogados que le van a representar en este tema. «Hay que escuchar las dos partes y no es fácil el tema. Es complicado y difícil. Dale tiempo al tiempo». No sabe a lo que se enfrentará con el testimonio de Rocío Carrasco en esta segunda temporada, pero la primera sí que ha sido una verdadera sorpresa para él: «Yo tengo que decir, con toda mi sinceridad, que me he sorprendido con la primera serie».

Su sonado distanciamiento

El torero también se ha pronunciado sobre la inexistente relación que actualmente mantiene con la hija de su difunta mujer: «Puede que Rocío Carrasco tenga sus motivos para no hablarme. A lo mejor todos cometemos algún fallo y algún error. No tengo ni idea. Ella hace su vida, como todo el mundo. Ella en un tiempo se apartó de casi todos y entre ellos estaba yo».

No ha dudado en afirmar que en un futuro llamará a Rocío Carrasco: «Para mí coger el teléfono y llamar a Rocío Carrasco es facilísimo, pero no sé si lo cogería. Yo tengo 67 años y he sufrido muchísimo en mi vida. He tenido a una mujer maravillosa, Rocío Jurado, que me ha dado todo el cariño. Ahora tengo otra que es igual y tengo mis hijos… Yo lo haré en su momento y cuando termine todo. Seguro que la llamo por teléfono un día». 

En los últimos días ha sonado con fuerza la idea de que Rocío Jurado escribía un diario en el que anotaba muchos secretos: «Yo lo desconozco. Tengo mis dudas. Puede ser que lo haya hecho y puede que no. El tiempo lo dirá. Yo he vivido todos los momentos buenos, regulares y malos que ha tenido. Los he vivido todos muy de cerca».