David Bustamante fue el invitado del último programa de Bertín Osborne. ‘El programa de Bertín’, en Canal Sur. Ha revelado sus problemas con la comida


David Bustamante se sentó con Bertín Osborne en el programa que presenta en Canal Sur, ‘El show de Bertín‘, donde desveló muchos aspectos de su vida. El artista está preparando un proyecto discográfico especial por sus 20 años sobre los escenarios, que lo cumplirá el próximo 2021. Hay que recordar que Bustamante se dio a conocer en el 2001 en la primera edición de ‘Operación Triunfo’. El cántabro ha aprovechado la cuarentena para seguir componiendo nuevos temas. Durante la entrevista, el cantante ha revelado los problemas con la comida que ha tenido.

Bustamante ha asegurado que este ha sido un año muy complicado para todos por culpa de la Covid-19. «Ha sido un año raro. Con ganas de escenario, de reecontrarme con el público, de sentirme útil y válido. Han habido unos meses muy largos que se me hacían los días muy largos y no había nada que hacer y era complicado. He aprovechado para componer. Eso sí», ha asegurado muy sincero.

David Bustamante ha asegurado la lucha que ha mantenido por la comida

En la mesa de debate, también se encontraba Vicky Martín Berrocal, que ha querido saber algunas manías del artista y sobre su estilo de vida, como el deporte o la dieta. Ha sido durante esa conversación donde Bustamante ha revelado sus problemas con la comida: «Siempre he entrenado porque desgraciadamente siempre he tenido muy mala relación con la comida. Durante un tiempo se convertía en un premio para mí y luego me hacía sentir mucho peor», cuenta.

Instagram

Para Bustamante no fue fácil salir adelante y recuperar la figura: «Por eso fue una lucha muy dura. Por eso la gente cuando te dice «oye como has engordado y todo eso». Nosotros tenemos espejo en nuestras casas y está mal que te hagan sentir así. Cada uno tiene sus motivos para estar de una manera o de otra. Cuando encuentras el equilibrio como es ahora pues ya he bajado unos kilos, estoy con una dieta y con mi entrenador. Y todo tiene un por qué«, ha añadido sin querer revelar muchos más detalles de ese motivo que le habría llevado a Bustamante a coger peso.

La cuarentena también hizo que el artista subiera de peso

Por si fuera poco, la cuarentena en casa durante los meses de marzo, abril y mayo no ayudó mucho. El hecho de no poder salir de casa y de no poder moverse, hizo que David Bustamante cogiera peso. Él mismo lo ha revelado: «Luego llega un momento en que todo eso se calma. También la cuarentena nos ha matado. Ha sido terrible. En la cuarentena subí 8 kilos, que ya los he bajado«. Durante estos meses, el artista se dedicó también a cocinar, descubriendo que no se le daba nada mal: «Y además como no tenía nada que hacer me dio por cocinar y la verdad es que me salía muy bien. Me ponía hasta arriba», explicaba.

Vicky Martín Berrocal, que también ha defendido siempre todos los cuerpos, ha dado su opinión al respecto, ya que ella también ha pasado por lo mismo. «Es verdad que hay personas que tienen problemas. Y yo lo he tenido. Para mí era mi premio y luego me castigaba. El otro se lo decía a Bertín. Yo como cuando estoy enamorada, cuando no… yo como a todas horas», comentaba.

La loca manera de entrenar de Bustamante con su novia, Yana Olina

Precisamente hace unos días veíamos al artista entrenando con su actual pareja, la bailarina Yana Olina. Las mañanas que no tiene que cumplir con ningún compromiso profesional, el cantante aprovecha para entrenar con su pareja, Yana Olina. Y lo hacen de la manera más divertida. Y es que para hacer pesas, el cantante coge a la bailarina en peso y hace varias flexiones.

De esta forma, la pareja se deja ver unida después de varias semanas sin que tuviéramos noticias de ellos. El cantante cada vez comparte menos publicaciones en sus redes sociales y cuando lo hace, todo tiene que ver con sus compromisos profesionales. Y es que parece que dentro de poco tendremos noticias sobre nueva música, al menos esto es lo que da a entender con sus instantáneas. A pesar de que no tuvieron un fácil comienzo en su relación, ahora parece que su noviazgo va viento en popa.