La presentadora de televisión no ha podido acudir al homenaje que se le ha rendido a su amigo, Chiquito de la Calzada, en su barrio cuatro años después de su muerte.


Paz Padilla se ha convertido en la protagonista del día. La presentadora de televisión no ha podido acudir este miércoles al homenaje que se le ha hecho a su gran amigo, Chiquito de la Calzada, en Huerin, Málaga. Esta se encuentra trabajando en Zahara de los Atunes, Cádiz, para una sesión de fotos para la firma que tiene junto a su hija, ‘No Ni Ná’.

Han sido muchos los asistentes, muchos de ellos, conocidos, los que han querido trasladarse hasta allí para rendir homenaje al humorista cuatro años después de su muerte. La Asociación del Humorismo Español ha descubierto la escultura de bronce que han colocado en una de las zonas más conocidas de su barrio.

Y Paz Padilla, sin quererlo, se ha convertido en objetivo de todas las críticas. Manuel Sarriá no entiende el motivo que ha llevado a la presentadora a no acudir: «No tengo ni idea, aquí cada uno viene porque lo siente o porque quiere estar y ya está, el que no está sus motivos habrá tenido, están los que tienen que estar y ya está. El que no está es porque no ha querido. Entiendo que estamos aquí los justos», ha recalcado.

Paz no ha podido acudir al homenaje de Chiquito de la Calzada

Paz Padilla amigo
© Telecinco.

No ha sido tan rotundo el humorisa Manolo Medina, que entiende que las circunstancias no son las mejores para desplazarse. «Bueno, es que no sabemos por qué no han podido venir algunos amigos de Chiquito, por lo tanto no podemos decir nada. Evidentemente falta mucha gente pero también estamos en los tiempos que estamos, muchos no están aquí… es un poco complicado. Pero que tampoco pasa nada, yo creo que nosotros mismos representamos a los que no estén por si no han podido estar porque no han podido y todo tan bonito y tan perfecto», ha recalcado.

Protagonizó una polémica al no hablar del dinero de la estatua

Paz Padilla vivió un complicado momento cuando se enteró del fallecimiento de Chiquito de la Calzada. Era muy amigos y eso lo ha demostrado en cada una de sus declaraciones: «Chiquito destacó siempre cuando empezamos a hacer ‘Genio y Figura’. Él nunca dejó a su Pepita, no tenía depresión, tenía tristeza», explicaba en agosto de 2020.

Hace algunos meses, volvía a estar presente en una polémica cuando se habló del motivo que llevó a que no se terminaba de construir la estatua homenaje al humorista. Se supo que Paz supuestamente no había querido colaborar poniendo dinero y ‘Sálvame’ hizo público el disgusto de la familia de Chiquito con Paz. La presentadora de televisión prefirió no contestar y se mantuvo en silencio. Recibió el apoyo de sus compañeros, pero siguió sin querer decir nada.

Paz Padilla pasó una de las peores tardes en ‘Sálvame’

David Valldeperas, a la vuelta de una publicidad, le preguntó a Paz si podían darle paso a la entrevista que le habían hecho al hermano de Chiquito. Se limitó a decir: «Lo que tú digas, dire, soy un soldado». Lo único que quiso decir fue: «Lo único que puedo decir es que tuve la suerte de amar a este hombre, lo sigo amando, fue un maestro para mí, pude compartir muchos momentos con él y que era uno de los grandes. Y ya, ahí quiero dejar esa memoria de Chiquito de la Calzada».