Cristiano Ronaldo ha dejado que pase el tiempo antes de sincerarse sobre sus sentimientos tras la durísima pérdida de uno de los bebés que esperaba junto a su pareja, Georgina Rodríguez. El futbolista portugués esperaba mellizos el pasado mes de abril, pero en el momento del parto una complicación dio paso a la tragedia y Bella Esmeralda llegó al mundo sin su hermanito, lo que sumió a la pareja en la más profunda tristeza y les hizo dueños de un inesperado dolor del que aún tratan de reponerse. Ahora, el jugador luso ha roto su silencio al respecto ante el presentador británico Piers Morgan, llegando incluso a condenar la fría reacción de su equipo, el Manchester United, al solidarizarse con su pesar, sin importarle las posibles consecuencias de su duro reproche público.

Cristiano Ronaldo Georgina (1)
GTRES

Sin pelos en la lengua y sin miedo a la reacción de sus palabras, Cristiano Ronaldo ha roto su silencio siete meses después de la pérdida del bebé que esperaba. Lo hace para lanzar piedras al Manchester United, porque se siente muy dolido por cómo no supieron arroparle ante su tragedia personal, que él mismo define como el peor momento de su vida: “Los hinchas del Liverpool hicieron un minuto de silencio por la muerte de mi hijo, realmente me sorprendió. En Manchester United jamás mostraron empatía por la situación que yo viví, nunca”, sentencia el jugador luso, que parece dispuesto a poner las cartas sobre la mesa y denunciar lo mal que se siente en el vestuario británico.

Aunque aún sigue vistiendo sus colores, Cristiano Ronaldo no se siente parte del equipo y es que les ha echado en cara ahora la falta de empatía que han demostrado con él. Pero no solo tras la pérdida del bebé que esperaba junto a Georgina Rodríguez, sino también por no apoyarle cuando su hija tuvo que ser ingresada en el hospital y se tuvo que ausentar de los terrenos de juego en la pasada pretemporada: “Creo que los fans deberían saber la verdad”, mantiene Cristiano Ronaldo, dispuesto a tirar de la manta y señalar el feo trato que se le está dando, no solo por no apoyarle, sino por cómo es tratado de puertas para dentro.

Georgina Rodríguez, Cristiano Ronaldo
Instagram

Me siento traicionado porque me han convertido en la oveja negra. No solo el entrenador, hay dos o tres más que me quieren fuera del club”, denuncia Cristiano Ronaldo. Sabida es su mala relación con el Erik ten Hag, técnico del Manchester United, y por eso no quiere maquillar la realidad alejando el foco del problema: “No le tengo respeto porque él no me respeta. Si no me tienes respeto, nunca te tendré respeto”, alega con simplicidad.

Ahora, echando la vista atrás, recuerda sus años en el Real Madrid con añoranza y es que ahora entiende que nunca fue tan feliz en su carrera futbolística: “¿Salir del Real Madrid? El mayor arrepentimiento de mi carrera. Sentía respeto allí, tenía amor allí. Si volviera atrás en el tiempo, jugaría allí gratis. Nunca debí dejar el club más grande del mundo. Me trataron como a un rey”, reconoce, a la vez que ya comienza a pulular por su mente la idea de colgar las botas y dedicarse a disfrutar de la preciosa familia que ha formado con Georgina Rodríguez, pues nunca les faltará de nada al tener muchas fuentes de ingresos alternativas que van más allá del fútbol y que le granjean millonarios resultados.