Los últimos días han estado repletos de noticias relacionados con Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Si el pasado jueves, anunciaban su compromiso, tan solo un día después aparecían unas imágenes de él besando a otra chica de hace tan solo unas semanas. Un hecho que destrozó a la hija de Isabel Preysler y por el que ha tomado la drástica decisión de romper su relación con el empresario. Pero antes de reaparecer públicamente y confirmar que es «imposible volver con Íñigo», han pasado muchas cosas. El mismo viernes, día que se filtraban las imágenes, la pareja reaparecía acudiendo a la boda de una íntima amiga de la diseñadora. Fue en estos momentos cuando él aseguró que esas imágenes eran de 2019 y que estaba locamente enamorado de Tamara: «Yo he ido a ese lugar varios años, tres años de hecho, y ese vídeo es de 2019. Que quieran sacar esto el día de nuestro anuncio de compromiso pues… (…) Nos vamos a casar pese a quien le pese», decía.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
Gtres

Sin embargo, con el paso de los días su discurso se cayó y debido a las diferentes pruebas que iban saliendo, el domingo tuvo que emitir un comunicado confirmando los peor de los presagios para Tamara. Además, le pidió disculpas públicamente tanto a ella como a su familia. Pero, ¿cuándo fue conocedora la hija de Isabel Preysler que las imágenes databan de este año y no de hace tres como él mismo aseguró en un principio? Durante su primer acto público tras su ruptura, Tamara Falcó ha dado la clave: Íñigo Onieva se lo confirmó el mismo viernes.

Tamara Falcó desvela que Íñigo Onieva le confirmó que le había sido desleal

«El viernes por la noche él empezó a decir «puede que sea verdad»», ha confirmado Tamara Falcó. En aquel momento, ella ya puso los puntos sobre la íes: «Ahí dije «que sepas que me da igual que haya sido seis segundos o un nanosegundo» si es verdad, esto se acabó». Y así ha sido. Después de que él mismo se enfrentara a la prensa agarrado de la mano de su prometida y dijera que esas imágenes no eran de esto año, le confirmó que le había sido desleal. La pareja llegó a la boda de la íntima amiga de Tamara cogidos de la mano y con unas declaraciones contundentes de Íñigo que, a juzgar por el semblante de ella, no terminaba de creerse del todo.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
Gtres

Durante estos días mucho se ha hablado de qué pasó en esa boda. A pesar de que ambos actuaron con total normalidad e incluso tuvieron muestras de cariño, la pareja se marchó muy pronto de la celebración, lo que hacía presagiar que algo no iba bien. Una vez que se marcharon a casa y que Tamara comenzara a dudar sobre las imágenes y empezaran las preguntas, Íñigo Onieva le confirmó que efectivamente, a pesar de haber mentido delante de toda España, sí que le había sido desleal.