El colaborador de ‘Sálvame’ ha confesado emocionado lo mucho que echa de menos a su hija, Anita Matamoros, cuando su relación sigue siendo nula.


Kiko Matamoros y Anita Matamoros llevan meses sin hablarse. La nula relación que mantienen ha protagonizado numerosos titulares en los medios de comunicación. Mientras la joven siempre se ha decantado por no hablar sobre esta guerra, su padre sí que ha dado pinceladas de en qué punto se encuentra la relación con su hija. Y ahora confirmamos que siguen sin tener ningún tipo de comunicación.

Aún así, Kiko Matamoros ha querido reconocer lo mucho que le hace falta volver a tener relación con ella. El colaborador de ‘Sálvame lo ha dejado claro después de que le preguntaran si se había puesto en contacto con ella después de haber pasado unos días complicados en cuanto a su estado de salud. «Si la cosa hubiera sido más seria, me hubiese puesto en contacto con ella», confiesa Kiko después de conocer que por lo único que ha pasado su hija es por una gastroenteritis. Ha sabido a través de las redes sociales y de personas cercanas que se encuentra mejor, por lo que no ha tenido que coger el teléfono para preguntar por su estado.

Sus compañeros de programa le han preguntado el tiempo que llevar sin saber de ella de manera directa: «Llevo sin hablar con ella desde que me ingresaron en junio. Creo que el tiempo nos pondrá de nuevo en el camino», dice positivo. «Yo la echo de menos, pero supongo que ella también le pasará lo mismo. No lo sé, la verdad», confiesa emocionado.

Kiko Matamoros ha reconocido que echa mucho de menos a su hija Anita por primera vez

© Redes sociales.

Aunque deja la puerta abierta a una reconciliación con la ‘influencer’, Kiko Matamoros sabe que tienen que cambiar mucho las cosas entre padre e hija: «Hay cosas por las que no voy a pasar, como ya he dicho. Ella sabrá lo que quiere y lo que espera. Echo de menos tener una situación de entendimiento, es mi hija en una situación complicada, porque me separé de su madre, porque las cosas han sido como han sido… Ella ha estado por parte de su madre. Y luego por el trato que ha tenido respecto a mi relación de pareja, creo que ha sido desmedida», avisa.

Acto seguido, analiza la relación que ha tenido Anita con su pareja, Marta López: «Vale que no te guste la pareja de tu padre, pero desde luego, no le pondría piedras en el camino si fuera al revés. Lo llevaría con elegancia. Entiendo que no todo el mundo tiene que querer a mi pareja. Le debes respeto porque es la pareja de tu padre y porque directamente no te ha hecho nada», dice rotundo.

Lleva sin hablar desde el pasado mes de junio, cuando Kiko se operó

© Gtres.

«Yo no tengo comunicación con ella, ni en público ni en privado. Me pasó igual cuando estuve mal con Diego, claro que lo eché de menos», compara con el mal momento por el que pasó con su hijo Diego. A pesar de la mala relación que hay ahora, está en los planes del colaborador sentarse con su hija a hablar y arreglar las cosas.

«En mis planes está… yo tengo las puertas abiertas para cuando ella quiera hablar, para que yo le explique. Si de ella no sale nada, porque yo sí le he mandado mensajes a través de terceros… Por su parte no hay reacción. Si no quiere tenerla, pues que no la tenga. Las puertas están abiertas por mi parte, siempre y cuando se den una serie de reacciones que se tienen que producir».

El papel de Laura Matamoros podría ser fundamental

© Redes sociales.

Kiko Matamoros es conocedor de la buena sintonía que hay entre su hija Laura Matamoros y Anita. Durante unos años, ambas no tenían ningún tipo de relación, pero a lo largo del tiempo, han conseguido entablar una amistad que les ha llevado incluso a hacer viajes juntas. Esto hace muy feliz a su padre, pero sabe que Laura no quiere ser intermediaria entre ellos y que espera que padre e hija resuelvan sus diferencias por sí solos: «Laura no está por la labor de que nos reconciliemos. Ella entiende que no es algo que tenga que hacer ella».