Este domingo, Carlota Corredera ha comenzado el programa sobre el documental de Rocío Carrasco leyendo un comunicado emitido por los productores de la serie


Desde que se emitiera el primer episodio de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ mucho se ha hablado sobre ello. Uno de los temas más candentes habría sido la cantidad que supuestamente Rocío Carrasco y Fidel Albiac habían pedido a La Fábrica de la Tele y a Mediaset para aceptar realizar este documental. Algunos medios de comunicación publicaron cifras estratosféricas, además de que la protagonista del mismo había pactado el despido fulminante de Antonio David Flores para aceptar la oferta.

Desde Mediaset emitieron diferentes comunicados desmintiendo ambas informaciones pero las cosas no se han calmado y se ha seguido publicando contenido sobre lo que había cobrado Rociíto. Por este motivo, los responsables máximos del documental se han visto obligados a emitir un nuevo comunicado que ha leído este domingo Carlota Corredera antes de emitir los dos nuevos episodios de la serie.

Rociíto tan solo quería contar su verdad

En dicho comunicado, han querido aclarar la polémica por el dinero que habría cobrado Rocío Carrasco por contar su verdad en este formato tan diferente a lo que estamos acostumbrados. Desde el equipo han querido aclarar que Rocío Carrasco no pidió NINGUNA compensación económica por contar su verdad. «Desde que se supo que Rocío Carrasco había  decidido hablar tras 20 años de silencio hubo quien la victimizó y la atacó de hablar ahora por dinero», asegura Carlota Corredera. La presentadora asegura que se han hablado de cifras que están muy lejos de la realidad.

«Desde que se supo que Rocío Carrasco había decidido hablar tras 20 años de silencio hubo quienes la volvieron a victimizar automáticamente y la atacaron con el argumento de que lo hacía por dinero y lanzaron cifras escandalosas para menoscabar su credibilidad (…) Varios medios de comunicación de este país se han recreado en esa mentira multiplicándola sin ni siquiera contrastarla y repitiéndola incluso cuando había sido desmentida oficialmente (…)», ha seguido leyendo Carlota Corredera. «Nos gustaría dejar claro que desde el primer contacto Rocío Carrasco nos dijo que quería hablar únicamente porque necesitaba contar su historia públicamente y porque se lo había recomendado el equipo de psicoterapeutas que la trata como parte de su recuperación (…)», sentencia.

Telecinco

Según el comunicado, Rocío Carrasco no había pedido ninguna compensación económica

«En ningún momento ni ella ni Fidel Albiac pidieron dinero a esta cadena ni a esta productora. Jamás nos pidieron nada a cambio, ni dinero ni ninguna otra contraprestación. Solo nos pidieron que ideáramos un formato que le permitiera explicarse con libertad sin ser ni interrumpida ni juzgada. Fuimos nosotros, los productores ejecutivos y los máximos responsables del documental, los que consideramos que Rocío merecía una compensación por la intensa labor desarrollada en las cuatro semanas de rodaje con la misma cantidad de otras producciones parecidas», reza el comunicado emitido por los responsables de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’.

Tal y como aseguran del documental, Rocío Carrasco no había pedido ninguna compensación ni económica ni de otro tipo para hacer este documental. Han querido aclarar que Rociíto quería hablar únicamente porque necesitaba «contar su historia públicamente y porque se lo había recomendado el equipo de psicoterapeutas». «Esta catarsis que estamos viviendo semana tras semana está siendo liberadora para ella  al y como pueden corroborar sus psicoterapeutas», añaden en el mencionado comunicado.

Los diferentes desmentidos que Mediaset ha hecho a lo largo de estas semanas

Desde que se emitieran los dos primeros programas de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, Mediset ha desmentido hasta en dos ocasiones diferentes las cifras publicadas en varios medios de comunicación que se habría embolsado Rocío Carrasco por este documental. Además, también tuvieron que emitir otro comunicado hablando sobre el despido de Antonio David Flores desmintiendo que sería una clausula en el contrato de Rociíto.