Colate Vallejo Nágera ha escrito su propia biografía. De su puño y letra hemos descubierto episodios junto a Paulina Rubio, de su separación y de su relación con las drogas. Aunque este último es un tema un tanto espinoso, el empresario no ha tenido reparo alguno en confesarse cuál fue su relación con ellas durante una época pasada de su vida. «La España de los 90 era maravillosa, libre, segura, permisiva, podías hacer absolutamente de todo. Mientras estudiaba la carrera empecé a tener negocios, empecé teniendo un bar pequeñito, se puso muy de moda. Luego tuve un bar más grande; luego otro bar, otro bar y llegó un momento en que tenía muchos negocios de hostelería nocturna», ha comenzado diciendo.

Colate Vallejo Nágera
Redes sociales

En una entrevista concedida a ‘Ventaneando’, Colate explica que, aunque pasó ciertas líneas, no dejó que estas sustancias marcaran el rumbo de su vida. «Dentro de esas noches locas de Madrid había mucha droga y reconozco que probé muchas cosas, en muchas ocasiones. Por suerte, supe manejarlo y nunca dejé que me enganchara, pero sí que lo cuento abiertamente», apunta. No quiere esconder, tampoco obviar ciertos temas durante el encuentro con un periodista y es que durante el pasado su vinculación a la noche le llevó a un mundo del que se muestra en cierto modo arrepentido.

El ex de Paulina Rubio cuenta que se confiesa por amor hacia a su hijo y con el fin que conozca todo de él. Ha pasado por diferentes momentos vitales, de hecho, ha habido etapas que podrían equipararse a cualquier montaña rusa: «Es un libro que he escrito con el corazón y con mucha sinceridad. Es verdad que en algunos de los momentos de mayor oscuridad llegué a temer por mi vida. Llegué a pensar que me iba a morir y me horrorizaba la idea de morirme. Y también pensaba mucho en qué pasaría el día de mañana con mi hijo: quería que tuviera la versión de mi vida por mí, y no por la que le fueran a contar».

Colate
Gtres

Quizás con ciertos temores por los que otros puedan contar sobre él, Colate habla sobre el camino que ha andado hasta ahora. A sus 50 años tiene numerosas experiencias a su espalda, entre otras la ruptura con su padre, quien según él le advirtió sobre Paulina. «Yo tuve una relación complicada con mi padre. No lo invité a la boda y cuando salimos de ahí me dijo: ‘Esta chica te va a arruinar la vida’. Y a los pocos meses falleció. Esas son las últimas palabras que me dijo en vida», relata el ahora escritor.