Steven Seagal ha vendido su casa de Arizona. Una impresionante vivienda con todo lujo de detalles en pleno desierto y con vecinos muy vips. Descubre todos sus secretos y admira las fotos de una mansión que pocos podemos pisar


Steven Seagal ha amasado una ingente fortuna a base de patadas voladoras, puñetazos y mucha acción en películas que ya forman parte de la historia del cine. Siempre aspirante al trono de Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone, el actor no puede quejarse en lo que a fama y millones en su cuenta corriente se refiere. Un montante privativo que ahora acaba de sumar 2,9 millones de euros más, después de que haya cerrado con éxito la venta de una impresionante mansión que poseía en Arizona con unas exclusivas vistas al desierto de Sonora. El intérprete ha sido dueño de esta ingente propiedad durante 20 años y es que la sumó a su colección de casas y mansiones en el 2001, pero ahora ha entendido que, a sus 69 años de edad, ha llegado el momento de concentrar su fortuna, reducir sus propiedades y poder disfrutar de lo que tanto esfuerzo le ha costado atesorar a lo largo de su fructífera trayectoria.

La casa que Steven Seagal ha logrado vender en Arizona está construida a los pies de una ladera y cuenta con 834 metros cuadrados, que descansan sobre una parcela de 5 hectáreas que le mantiene aislado de la civilización, pero con todo lujo de comodidades en su interior. Unas dimensiones que hacen tener cierta idea de lo ingente que supone esta construcción y de la exclusividad que se respira en una mansión que respeta la estética del desierto, fundiéndose con el horizonte gracias al uso de materiales sostenibles como son la piedra natural, el vidrio y el cobre.

Steven Seagal en su casa de California (Gtres)

Pero lo que más le interesa al nuevo comprador no es tanto el diseño exterior de la vivienda, que también, sino más cómo ha sido acondicionada para satisfacer sus necesidades. Para ello, la casa que Steven Seagal acaba de vender por 2,9 millones de euros cuenta con cinco dormitorios, seis cuartos de baño, amplios salones, una cocina espectacular y, por supuesto, como suele suceder en este tipo de mansiones de lujo, también su propia sala de cine en la que visionar los grandes éxitos del actor. Además, no podía falta la piscina a modo de ‘infinity pool’ e incluso un spa privado. Pero por si esto sonase a poco, en un terreno tan ingente también se da lugar una casa de invitados, para acoger visitas sin perturbar la tranquilidad de los propietarios.

Todo ello protegido de miradas ajenas no solo por contar con una extensión de terreno de cinco hectáreas, sino también al formar parte de un grupo de viviendas de lujo englobadas en una urbanización exclusiva que cuenta con fuertes medidas de seguridad las 24 horas del día que asegura la tranquilidad de sus vecinos. La urbanización, conocida como Carefree Ranch Homesteads ofrece a sus vecinos, entre los que se encuentra el nadador Michael Phelps o el cantante Brat Michael, la posibilidad de usar un campo de golf que hace las mieles de todos.

Pero mejor que enumerar las maravillas de la casa de Steven Seagal, vamos a ver la casa en todo su esplendor con las fotos que la agencia inmobiliaria ha utilizado para encontrarle un nuevo dueño.