El documento incluye el estremecedor relato de su hijo de cuatro años: «Después de nadar un rato, Naya le dijo que volviera al bote. Le ayudó a subir y luego él escuchó a su madre gritar ‘ayuda'».


El pasado mes de julio, la noticia de la muerte de la actriz que dio vida a Santana en ‘Glee’, Naya Rivera, conmocionó a Hollywood (así como al resto de la sociedad). Después de una semana de intensa búsqueda en el Lago Piru y tras encontrar su cuerpo, las autoridades llegaron a la conclusión de que la actriz murió tras salvarle la vida a su hijo Josey, de cuatro años. Ahora, casi dos meses depués de este trágico suceso, ha salido a la luz el informe toxicológico en la que se revela el estremecedor relato del pequeño.

Las autoridades han hecho público el informe toxicológico en el que se determina que los vértigos que sufría la actriz podrían haber sido la causa de su muerte. Este documento también recoge el relato de los hechos del pequeño Josey. «Le dijo a los investigadores que contaron hasta tres antes de lanzarse al gua. Después de nadar un rato, Naya le dijo que volviera al bote. Le ayudó a subir y luego él escuchó a su madre gritar ‘ayuda’ mientras que levantaba el brazo. Después, desapareció», reza el informe, tal y como ha publicado ‘People’.

De la misma forma, insisten en que gozaba de una buena salud, aunque la historia clínica de los vértigos de la actriz habrían empeorado al estar sumergida en el agua. En concreto, aseguran que la joven sufría esta dolencia hasta el punto de acabar vomitando, aunque aprendió a controlar los síntomas con ayuda de antistamínicos. «Tenía niveles muy bajos de anfetamina, diazepam, etanol y fentermina (un superior del apetito) en su sistema«, apuntan y dejan claro que se estaba tomando una serie de medicamentos recetados para una infección nasal. Además, según apunta el informe, la actriz de origen puertorriqueño «usaba un vaporizador de marihuana y fumaba alrededor de un paquete de cigarrillos por semana».

El informe de su autopsia también insiste en que no han encontrado indicios de que su desaparición fuera intencionada y hacen hincapié en lo buena nadadora que era. Por último, publican que su concentración de alcohol en sangre era de 0,016. «En el bolso de Naya se encontró su teléfono y una jeringuilla con una sustancia líquida rosa, sus documentos de identidad y una receta de anfetaminas. Cerca del bolso también se encontraron tres latas de White Claw. Una estaba vacía, otra abierta (con tan solo tres cuartos del líquido en su interior) y la otra estaba cerrada. Además, había una bolsa con comida en la parte delantera del bote», dice el informe de la investigación.

Una trágica muerte que mantuvo en vilo a Hollywood

El 13 de julio se confirmó la muerte de Naya Rivera después de su cuerpo saliera a flote tras cinco días de intensa búsqueda desde que se informara de su desaparición. Después de que la actriz y su hijo no devolvieran el bote, el personal de la empresa encontró la embarcación al norte del lago con el pequeño en su interior. Este permanecía con un chaleco salvavidas durmiendo a bordo. Las autoridades mantuvieron en un primer momento que se trataba de una muerte accidental y el informe publicado este mismo fin de semana corroboran la hipótesis.

Las autoridades removieron cielo y tierra para encontrar el cuerpo de Naya Rivera durante días. Sin embargo, las difíciles condiciones del lago complicaron los esfuerzos del equipo de buceo. «Estamos seguros de que el cuerpo que encontramos corresponde a la descripción de Naya Rivera. Ha sido un momento extremadamente difícil para su familia. Nuestros corazones están con ellos y compartimos su dolor«, informó entonces el shérif del condado de Ventura.

Por desgracia, no es la primera vez que ocurre un suceso tan trágico como este en el lago Piru. A lo largo de los años, se han producido varios ahogamientos y con la muerte de la actriz se ha producido una oleada de peticiones para que se pongan carteles y adviertan a los nadadores de las peligrosas condiciones del mismo.

La despedida de la familia y amigos fue de lo más emotiva. Tras conocer el fatal desenlace, acudieron a la orilla del Lago Piru para despedirse de ella y rendirle un bonito homenaje. Allí estaban también muchos de sus compañeros del elenco de ‘Glee’ con los que compartió los años dorados de su carrera profesional. Todos ellos se fundieron en un abrazo, así como se cogieron de las manos para guardar silencio por el eterno descanso de la hermosa actriz. La tristeza regresa a Hollywood y se amplía la maldición que persigue al elenco de ‘Glee’, tras la muerte ya de tres de sus grandes protagonistas en trágicas circunstancias.