El padre de la cantante ha sacado en beneficio propio más de 30 millones de dólares. Y todo a costa de Britney.


Fue en el año 2019 cuando empezó el movimiento #FreeBritney. Con él se pretendía dar apoyo a la estrella Britney Spears, que vivía bajo la tutela legal de su padre, quien controlaba de manera abusiva cada aspecto de la vida de la cantante. En septiembre de 2021, un tribunal dictaminó que finalizaría la tutela. El 7 de septiembre de 2021, Jamie presentó una petición para poner fin a la tutela, algo que fue celebrado en el mundo entero tanto por fans de la cantante como por gente de a pie que simplemente empatizaba con ella.

Celebración liberación de Britney / Gtres

Durante años, Britney vivió reprimida y controlada por su padre, que decidía desde los conciertos que daba, hasta las fotos que subía a Instagram. Es por esto que, en su recién estrenada libertad, la cantante subió unas fotos provocativas a la red social en un acto de liberación.

Son varios los documentales que se han hecho hecho de la historia de la cantante. Así, podemos ver algunos como Framing Britney SpearsBritney vs. Spears, que relatan los 13 años de represión que ha vivido Britney.

Aunque hace ya unos meses que la estrella de 40 años toma sus propias decisiones, todavía sigue haciendo declaraciones de aquella época, que continúan sorprendiendo a sus fans y que ponen los pelos de punta a cualquiera.

En su última declaración, Spears ha asegurado que su padre y sus abogados ganaron más de 36 millones de dólares durante los 13 años que duró la tutela, aprovechándose de ella.

«Jamie [el padre de Britney] se involucró en una mala gestión financiera y comercial en su propio beneficio… adoptó una conducta abusiva y de intimidación hacia su hija, y la privó de las libertades civiles fundamentales«, ha afirmado Matthew Rosengart, abogado de Britney. Además, también ha sacado a la luz que el padre de la cantante tenía un problema con el alcohol que le impedía «servir fielmente».

En su defensa, Jamie ha explicado que todo el dinero que ganó durante la custodia fue aprobado por la corte. Debido a la diversidad de testimonios, está prevista una audiencia para clarificar los hechos.

Más conflictos familiares

Britney no solo ha tenido problemas con su padre, sino que en los últimos días también se ha tambaleado su relación con su hermana, Jamie Lynn Spears.

La pequeña de los Spears ha publicado recientemente un libro de memorias, Things I should have said, donde relataba la situación de su familia y cómo había vivido ella la tutela desde fuera. «No era consciente y no entendía lo que estaba pasando«, aseguraba Jamie Lynn. Incluso en el libro describe un brote psicótico en el que Britney tomó un cuchillo y encerró a todos juntos en una habitación, algo que a la cantante no ha sentado muy bien y ha tratado de desmentir, dando a entender que su hermana había escrito esa «mentira loca» para vender más libros.

Jamie Lynn Spears / Gtres

A pesar de las guerrillas constantes entre las hermanas, Jamie Lynn ha sentenciado: «Vamos de un lado a otro, pero al final del día, el amor y el apoyo siempre estarán ahí«. De este modo, calma las aguas en la relación que mantienen ambas hermanas.

Britney, por su parte, no ha dudado en perdonar a su hermana, pero en todo momento dejando claro lo mal que lo ha pasado desde que empezó la custodia. Así, Britney le escribió a Jamie Lynn públicamente a través de Twitter: «Sé que has trabajado muy duro a lo largo de tu vida y que lo has hecho increíble, pero tenemos que aceptar el hecho de que nuestra familia nunca ha sido ni remotamente tan dura contigo como lo ha sido conmigo. Lo que papá me hizo no se lo hacen ni a los criminales, así que que te sientas y actúes al margen de lo que ha pasado me parece una locura».

Apoyada por sus fans y por otros artistas

En mitad de todo este embrollo, Britney ha sido apoyada en todo el mundo por sus fans a través de los hashtags #FreeBritney y #BritneySpeaks. Además, otras estrellas del mundo del espectáculo también han decidido mostrar su apoyo y posicionarse a favor de la cantante de «Toxic». Es, por ejemplo, el caso de Zoe Saldaña, que fue su compañera en el reparto de la película Crossroads. «Trabajé con Britney cuando era la persona más importante en aquella época. Siempre fue una persona dulce y amable, y todavía lo es. Estoy orgullosa de ella por dar un paso al frente», confesaba la actriz en una entrevista con un medio de comunicación.

Zoe Saldaña / Gtres

Está claro que Britney está reacondicionando su vida y creando, por fin, su propio camino. Y lo hace con el apoyo y el cariño de toda una gran comunidad.