En ‘Greenlights’, su libro autobiográfico, el actor cuenta que su padre perdió la vida mientras practicaba sexo con su madre a los 63 años.


Existen mil maneras de morir. Entre las principales causas de muerte se encuentran las enfermedades cardiacadas, el infarto, las enfermedades pulmonares o los accidentes de tráfico. Pero hay quien muere también mientras practica sexo. No es lo habitual, pero sucede a veces. Algunas ‘celebrities’ tan conocidas como el cantante Michael Hutchence o el actor David Carradine pasaron a mejor vida mientras proporcionaban goce a sus cuerpos. El que fuera vocalista de INXS perdió la vida en 1997 tras practicar un peligroso juego sexual: se había ahorcado con su propio cinturón, colgándose de la puerta de la habitación de hotel donde dormía, como parte de un juego sexual. A tan arriesgada práctica le añadió un extra de peligrosidad ingiriendo un cóctel de drogas (entre las que se hallaban antidepresivos). Por su parte, el mítico protagonista de ‘Kung Fu’ también murió estrangulado por ‘asfixia sexual’. Su cuerpo fue encontrado desnudo y ahorcado en un hotel de Bangkok. Corría el año 2009. Pues bien. Acaba de salir a la luz que James Donald McConaughey, exjugador de fútbol americano y padre de Matthew McConaughey también murió mientras se encontraba en un instante de placer.

GTRES

Ha sido el propio actor estadounidense el que ha revelado que su progenitor falleció mientras practicaba sexo con su madre. McConaughey, de 50 años, lanzará su biografía el próximo 20 de octubre. En el libro, que lleva por título ‘Greenlights’, hace un detallado recorrido por sus 50 años de vida, incluida la sorprendente e inusual manera en la que su padre dejó este mundo, en 1992.

Según cuenta la revista ‘People’, su padre siempre intuyó que moriría haciendo el amor. «Siempre nos decía a mí y a mis hermanos: ‘Chicos, cuando me vaya será haciendo el amor con vuestra madre’. Es exactamente lo que le sucedió. James Donald McConaughey “sufrió un infarto cuando alcanzaba el clímax» con su esposa. James Donald tenía entonces tan solo 63 años, y el actor 23.

La tormentosa relación de sus padres

«Recibí una llamada de mi madre: ‘Tu padre ha muerto’. Mis rodillas se doblaron, no lo podía creer. Era mi padre, nada ni nadie podía matarlo. Excepto mamá”, recuerda el actor en su autobiografía. Lo cierto es que sus padres eran personas singulares. Bastante fuera de lo común. Entre ellos había una relación tormentosa: se casaron tres veces, y tras su último enlace Matthew McConaughey fue concebido. «Fueron, a veces, violentos. Como digo en el libro, así es como se comunicaban. Se divorciaron dos veces, se casaron tres, fue como el océano Pacífico en una tormenta», relata el intérprete de ‘Dallas Buyers Club’ o ‘Interstellar’.

McConaughey también ha contado que a principios de año intentó hacer de ‘Celestina’ con su madre. Quiso que su progenitora, de 88 años, tuviera un ‘affaire’ con el padre de Hugh Grant, de 91. «¿Por qué no? La semana que viene se supone que se encontrarán, y probablemente no los veremos en el resto de la noche«, ha explicado.

GTRES

Mathew, a diferencia de sus padres, mantiene relación sólida con la modelo brasileña Camila Alves, su mujer y madre de sus tres hijos. Sobre ella ha hablado en multitud de ocasiones: «La primera vez que la vi me impactó su seguridad, pude captar de inmediato que era una persona que sabía exactamente quién era y qué quería de la vida«, confesaba en una entrevista. La pareja, que contrajo matrimonio en 2012 (después de haber tenido a sus dos hijos mayores) es un ejemplo total de estabilidad en el difícil entorno de Hollywood. «El respeto que ella tenía por sí misma, la forma en que se relacionaba con su familia, la forma en que me respetaba a mí… En la primera cita lo supe, supe que quería salir con ella otra vez, y otra más. Desde el primer día solo sé que quiero estar con ella», ha asegurado sobre los inicios de su romance.

Feliz con su mujer, Camila Alves: «Tenemos un amor que nunca cuestionamos»

«Creo que a pesar de que ella era la persona correcta, lo más importante fue que nos conocimos en el momento indicado. Si nos hubiésemos cruzado 15 años antes, a lo mejor no funcionaba. No estaba buscando a nadie y estaba felizmente soltero», ha desvelado el actor. «Desde que la conocí no he querido pasar tiempo con ninguna otra mujer, no he querido acostarme con nadie más. Tenemos un amor que nunca cuestionamos», ha confesado el actor.

GTRES

Antes de sentar cabeza con Camila Alves, McCounaghey era el soltero de oro de la Meca del Cine. Y todo un coleccionista de amantes. Su primera novia conocida fue la actriz a Ashley Judd, a la que conoció en la película ‘Tiempo de matar’, en 1996, pero su historia no duró mucho tiempo. Otro de sus noviazgos sonados fue con Casandra Hepburn, a la que conoció en 2007 en el set de ‘Surfer Dude’, en el 2007. Salli Richardson-Whitfield y Janet Jackson también figuran entre las famosas con las que Matthew tuvo algún escarceo.

Así hablaba Mathew McConaughey de Penélope Cruz: «Ve todo como si fuese la primera vez»

Pero las más famosas de sus exnovias son Sandra Bullock y Penélope Cruz. A la primera la conoció en el rodaje de ‘Tiempo de matar’, y estuvieron juntos dos años. Con la española coincidió en el set de ‘Sahara’, en 2005. «Hay una pequeña barrera en el lenguaje, pero es como una poesía cuando sucede. Lo que realmente amo de ella es que ve todo como si fuese la primera vez, siempre. Y además es una de las mejores personas que he conocido a la hora de escuchar al otro», decía cuando estaba enamorado de la musa de Almodóvar.