Katia Aveiro ha sido ingresada en el hospital tras sufrir los estragos del coronavirus. Ha sufrido neumonía y ahora lucha por recuperar la salud y su vida


Katia Aveiro, la hermana de Cristiano Ronaldo, ha sido ingresada en un hospital tras resultar contagiada de coronavirus. Los estragos que el virus del Covid-19 ha provocado en su organismo ha obligado a los profesionales médicos a recomendar el ingreso de la joven Katia, quien se mantiene bajo cuidados a la espera de una mejoría en la patología que presenta. Así lo ha dado a conocer ella misma a través de las redes sociales, alertando a sus seguidores, pero tratando de llamar a la calma, confirmando que ha tenido que ser trasladada a una clínica tras permanecer aislada en su casa tratando de superar los síntomas de la enfermedad y tras comprobar un empeoramiento de estos.

Katia Aveiro ha explicado que ha estado aislada de sus seres queridos desde el pasado 17 de julio, día que fue diagnosticada por coronavirus, aunque en aquel momento no tenía síntoma alguno. Poco a poco su cuerpo comenzó a sufrir los estragos de la enfermedad y el pasado día 23 de julio su estado empeoró hasta el punto en que tuvo que solicitar ayuda médica: “Tuve neumonía a consecuencia del maldito virus”, explica la hermana del futbolista portugués, que después tuvo que ser ingresada. “Aquí estoy, recuperándome gracias a Dios”, explica Katia como acompañamiento a una imagen tomada desde la habitación del hospital en el que trata de recobrar la salud perdida a la espera de recibir el alta médica.

Eso sí, Kati Aveiro no quiere preocupar a sus seguidores y asegura que está recibiendo los mejores cuidados en el hospital de Funchal en el que está ingresada. Da las gracias a los profesionales que le rodean y asegura que el coronavirus no podrá con ella, que tiene fuerzas suficientes para seguir dando guerra y asegura que “estoy reaccionando bien, tengo mejoras visibles cada día que pasa”. Eso sí, aún deberá estar bajo supervisión médica a la espera de que las secuelas más graves de la enfermedad pasen sin causar mayores problemas.

La hermana de Cristiano Ronaldo no solo buscaba informar a sus seguidores de su estado de salud, sino que también ha querido con su foto alertar a todos de los peligros de una enfermedad a la que no todos respetan. A su lado han estado sus familiares y amigos, eso sí, desde la distancia obvia al tratarse de una persona contagiada con coronavirus. Las videollamadas han salvado estas distancias, como así ha mostrado la propia Katia Aveiro, que ha tenido oportunidad incluso de hablar con su hija Valentina, que el mes que viene cumplirá dos años, que le ha insuflado fuerzas para recuperarse cuanto antes y regresar a casa. También Ivana, la hermana de su cuñada, Georgina Rodríguez, le ha dado ánimos en su recuperación, el mismo día en el que ha anunciado que está embarazada.