Ivanka Trump y su marido le han comprado una parcela de lujo a Julio Iglesias en Indian Creek, donde levantarán su mansión tras abandonar Washington. Han logrado una rebaja millonaria, pero el precio sigue siendo privativo


Julio Iglesias ha nacido para conquistar el mundo, pero ahora que su jubilación artística está más cerca ha decido dejar atrás algunos de sus dominios, aunque en su día fuesen su gran sueño. El cantante madrileño ha querido poner a la venta una de sus impresionantes parcelas aún sin explotar que posee en la isla privada Indian Creek de Miami, un refugio natural para las grandes fortunas y celebrities internacionales que buscan aquí la paz y el anonimato que en el resto del mundo les tienen vetados. No obstante, su vida ajena al mundo está ahora en peligro, pues la familia Trump acaba de desembarcar en la exclusiva zona, trayendo consigo toda la atención mediática tras su estrepitosa salida de la Casa Blanca.

Los Trump han decido hacer las maletas y abandonar Washington después de que el republicano Joe Biden les arrebatase el triunfo electoral y pusiese al presidente Donald Trump con un pie fuera de la Casa Blanca. Mientras que el matrimonio presidencial busca refugio en el exclusivo club Mar-a-Lago, donde ya comienza a instalarse Melania Trump, su hijastra, Ivanka Trump, ha puesto su ojo en una parcela propiedad de Julio Iglesias en Indian Creek, conocida por muchos como “el bunker de las grandes fortunas”.

Así lo afirman desde el portal especializado ‘Page Six’, que ha hablado con el entorno de la hija de Trump y su marido, Jared Kushner, y puede afirmar que la pareja ha pagado ya 30 millones de dólares -unos 27 millones de euros– por ser dueño de una de las cinco parcelas que Julio Iglesias puso a la venta en 2017. En un primer momento pedía 150 millones de dólares por el conjunto de parcelas que cubrían una extensión virgen de 30.000 hectáreas. Eso sí, con esta compra el cantante no deja de ser vecino de la zona, dado que su mansión en Indian Creek sigue en su sitio y no cambiará de dueños, y es que aquí Julio Iglesias ha descansado la mayor parte de su vida.

Vídeo: Youtube

Eso sí, Ivanka Trump y su marido se han conformado con hacerse con la propiedad tan solo de una de las cinco parcelas que Julio Iglesias había sacado al mercado. Se trata del número 4, con una superficie estimada en 7.200 metros cuadrados abiertos a Biscayne Bay. Suficiente para la pareja y sus hijos, aunque antes de entrar a vivir deberán pensar en edificarlo, dado que el terreno aún está virgen a la espera de que se levantan una ingente mansión a la altura de la familia Trump. Al parecer, para esa obra han logrado ahorrarse unos euros, concretamente 1,5 millones de euros, que es lo que han conseguido que se les rebaje el precio de la parcela, como si fuese “precio amigo”, como así apuntan desde la inmobiliaria Realtor. Eso sí, además hay que hacer frente a los 390.000 euros anuales a los que ascienden los habituales impuestos. Esta inmobiliaria de lujo no se esconde tras esta transacción, la cual ha llevado a cabo The Jills Zeder Group, que ha preferido no hacer declaraciones.

Ivanka Trump y su esposo no se sentirán solos en este nuevo emplazamiento en el que levantarán su hogar. Además de Julio Iglesias como vecino, tendrán cerca a John Kushner, hermano pequeño de Jared, y su mujer, la supermodelo Karlie Kloss.