Tras unos días muy angustiosos, Fedez ha comenzado a ver algo de luz en su oscuridad y es que el miedo que le embargó al ser diagnosticado de un raro cáncer de páncreas le hizo ocultar su enfermedad, aunque no podía ocultar que había recibido un mal resultado tras un examen médico que le obligaba a pasar por quirófano y a iniciar un agresivo tratamiento con el que recuperar la salud y salvar su vida. Ahora, parece que cierta normalidad regresa a la vida del cantante y de su mujer, la influencer Chiara Ferragni, después de que él recibiese el alta hospitalaria tras su intervención y continúe su lucha desde la tranquilidad de su casa.

Al parecer, la operación de urgencia para extirparle el “tumor raro en el páncreas” ha sido todo un éxito y ahora emplazan las siguientes fases de su recuperación desde su hogar, sustituyendo a los profesionales médicos y enfermeros del hospital por su mujer y sus dos hijos, Leone y Vittoria, de 4 y 1 año de edad respectivamente. “Gracias, porque me habéis salvado la vida, literalmente, me habéis acompañado y cuidado estos días que no han sido fáciles”, escribía el propio Fedez en su cuenta personal de Instagram con una foto en la que posa junto a su esposa y los médicos que se esconde tras el éxito de su operación. “Por otro lado me habéis devuelto una nueva perspectiva desde la que afrontar la vida”, añadía.

Fedez ha querido poner rostro y nombre a los médicos que le han salvado la vida. Se trata del profesor Massimo Falconi, director de la unidad de cirugía del páncreas en el hospital universitario de San Raffaele en Milán y a su “increíble equipo”, con especial mención a “todas las enfermeras y enfermeros”, a quienes agradecen los cuidados que le han prestado durante su estancia en el hospital tras su intervención de urgencia en el que se le ha extirpado el tumor que ha hecho que su vida dé un giro de 180 grados. Pero el sentimiento de agradecimiento de Fedez va más allá y es que también entiende que debe mucho al apoyo que sus fans le han brindado durante esta dura etapa que le ha tocado vivir. Siente que ha sido galardonado con una “gran humanidad y apoyo” por parte de sus seguidores, lo que considera vital en su lucha por recuperar la salud y superar el cáncer.

Fedez es conocedor de la importancia que su entorno supone en el éxito de su enfermedad y es que saberse querido es vital para movilizar fuerzas extra: “El amor es la medicina más poderosa”, sentencia el cantante, que ya está en casa, lo que él considera que es “volver a la vida”. Algo que también mantiene su mujer, Chiara Ferragni, que también ha celebrado el regreso de su marido a la rutina en su hogar: “Ha sido duro, pero ya estamos en casa. Gracias a todos los médicos, enfermeros y equipo de San Raffaele por hacer que siempre nos sintamos seguros y en casa, así como por darnos fe. Gracias a mi maravilloso esposo por luchar tan fuerte y por ser tan valiente por nosotros. Gracias a vosotros por todo el amor que sentimos a diario”, corrobora la influencer, que ahora se muestra más positiva y feliz respecto a los primeros días en los que el miedo le mantenía en shock.

“Tenía miedo como nunca antes en mi vida de que algo malo pudiera haber sucedido. Gracias vida por cambiar las cosas para bien”, confesaba ella tras superar el miedo inicial y ver que la situación de su marido estaba mejorando y que ya está en la senda de la recuperación.

¿Dónde viven Chiara Ferragni y Fedez?

La pareja de influencers más importantes de Italia viven en Milán, concretamente en el complejo de viviendas de Zaha Hadid CityLifeMilano