En el transcurso del proceso judicial, que está previsto que dure seis semanas, se ha conocido que Elon Musk y James Franco finalmente no testificarán.


A principio de este mes comenzó el proceso judicial que enfrenta a Amber Heard y Johnny Depp para determinar si la actriz cometió un delito de difamación contra el protagonista de ‘Piratas del Caribe’. En el transcurso del juicio, que está previsto que dure seis semanas, se ha conocido que Elon Musk y James Franco finalmente no testificarán. 

Elon musk
Gtres

Tal y como ha informado ‘The Independent’, ni el actor ni el empresario testificaran en el juicio, ni en persona ni por videollamada. Los abogados de Amber Heard habían incluido los dos nombres en la lista de testigos dado a la relación que ambos guardan con la actriz. En concreto, el fundador de Tesla fue su pareja durante varios ellas y el actor fue compañero de ella en una película, algo que trajo en su día varios quebraderos de cabeza para Johnny Depp porque llegó a pensar que habían tenido una aventura.

La relación de Amber Heard con Elon Musk ha sido uno de los puntos que se ha tratado durante el juicio después de que el exmánager de los dos actores, Christian Carino, hiciera hincapié en que ella quiso reconciliarse con el actor de ‘Piratas del Caribe’ mientras que también salía con el empresario. Además, relató que Heard le había mandado varios mensajes en los que le contaba la supuesta violencia que vivía mientras estaba con el actor. No obstante, según ha confirmado Alex Spiro, abogado de el nuevo propietario de Twittter, este no testificará en el juicio.

La abogada de Johnny Depp leyó varios mensajes de texto de mayo de 2016 en los que Heard le dijo a Musk que iba a obtener una orden de alejamiento contra su entonces marido y el empresario se ofreció a ponerle seguridad durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana. «La oferta se mantendría, incluso si nunca quisieras volver a verme… Me importa porque realmente me gustas», leía la letrada.

El guardaespaldas de Johnny Depp testifica

Johnny Depp reclama a su exmujer una compensación de casi 50 millones de euros por haber arruinado su carrera después de que la actriz escribiera un controvertido artículo en el que confesaba que había sido «víctima de violencia doméstica». En el proceso judicial, esta semana hemos conocido el testimonio de uno de los guardaespaldas del actor, Malcolm Connolly, quien ha asegurado que vio marcas de violencia en él. Según narraba, la actriz siempre se mostraba encantadora, aunque comenzó a cambiar con el tiempo.

«Empezó a mostrarse más rebelde, quería más. Pude ver que Amber quería llevar los pantalones en la relación, era muy evidente. Se mostraba fría«, comentaba. El guardaespaldas aseguraba que conforme la actriz se mostraba más dura, el actor «estaba más callado» de lo normal. Eso sí, dejaba claro que nunca vio ningún tipo de agresión física entre los dos, aunque sí vio cómo la actriz le lanzó un mechero al actor. Sí se dio cuenta de que, con el tiempo, Depp aparecía con heridas: «Empezó con algún arañazo de vez en cuando, hinchazón en la comisura de los labios, un moretón en el ojo. Era algo regular, algo estaba pasando», sentenciaba.