Cristiano Ronaldo ha sido víctima de un timo. Una agente de viajes le cobró hasta 200 viajes que no disfrutaba y no es el único futbolista que ha caído en su treta. La investigación deja al descubierto que su modus operandi era relativamente sencillo


A Cristiano Ronaldo las cuentas no le salen y es que después de ponerse a echar números se ha percatado de que ha sido víctima de una estafa por parte de una empleada de una agencia de viajes que habría logrado hasta hacerse con casi 300.000 euros de su cuenta. Ser millonario es quizá el mejor reclamo para los estafadores o amigos de lo ajeno, que acuden a la llamada de lo abundante con la creencia de que un buen pellizco bien podría tratarse de calderilla en manos de una estrella del fútbol internacional como es Cristiano Ronaldo, ahora militando con la camiseta del Manchester United.

Tal y como han informado desde el ‘Jornal de Noticias’, el delantero Cristiano Ronaldo ha sufrido una estafa por parte de una trabajadora de una agencia de viajes a la que acudió para organizar unas de sus exclusivas escapadas en familia y junto a Georgina Rodríguez. Al parecer, esta empleada le habría cargado numerosos viajes que el jugador no habría realizado y de los que acaba de tener conocimiento. Aunque por el momento sigue el secretismo en la investigación, se ha informado de que las cifras que se manejan del dinero que le habrían sustraído al futbolista luso ascendería a los 288.000 euros, distribuidos en unos 200 cargos distintos, que estaban justificados por viajes entre febrero de 2007 y julio de 2010.

Instagram

En la operación policial en la que se ha descubierto que Cristiano Ronaldo ha sido víctima de una empleada de una agencia de viajes y que le habría robado hasta casi 300.000 euros, también han salido otros nombres de futbolistas afectados. Se trata de Nani o Manuel Fernandes, el representante de Jorge Mendes y sus empresas Gestifute y Polaris, quienes también habrían sido víctimas de los movimientos fraudulentos de la agente de viajes, que les adjudicaba desplazamientos y planes que no llegaban a disfrutar, pero sí que pagaban. A estos últimos, según las estimaciones de la investigación, le habrían sustraído unos 350.000 euros aproximadamente.

La estafadora, de 53 años, ya ha pasado a disposición policial tras ser detenida y comprobar que contaba con antecedentes penales. El pasado año 2017 ya fue condenada por un juzgado de Oporto y actualmente se encontraba en libertad condicional. La pues en libertad vigilada tenía como principal objetivo que pudiese volver a trabajar para así hacer frente a la deuda contraída con la agencia en la que trabajaba y en la que también encontró un pozo sin fondo de dinero ajeno.

© Redes sociales.

Las autoridades policiales no han arrojado mayores datos sobre el caso en concreto en el que ha salido a relucir el nombre de Cristiano Ronaldo como víctima. Lo que sí se ha desvelado es el modus operandi utilizado por la timadora, que al parecer es relativamente sencillo. Al ser agente de viajes, podía tener acceso a la información bancaria y a las propias tarjetas de sus clientes, quienes se fiaban de ella al contar con el respaldo de la empresa para la que trabajaba. Con sus datos, les cargaban viajes que ellos no disfrutaban. Ahora el misterio y el foco de la investigación está puesto en quién disfrutó de esos viajes, por si se pudieran realizar nuevas detenciones o añadir nuevos cargos a la timadora que ha obligado a Cristiano Ronaldo a hacer número al ver que sus cuentas no cuadraban.