Britney Spears ha perdido el juicio que tenía contra su padre. Quería que Jamie Spears dejará de tutelarle, un requerimiento que no se ha aceptado


Los seguidores de Britney Spears llevaban mucho tiempo pendiente del juicio que enfrentaba a la cantante contra su padre. La joven quería que desapareciera la tutela que tiene su padre hacia ella, sin embargo, un tribunal estadounidense ha rechazado su demanda, por lo que su padre, Jamie Spears, seguirá controlando su patrimonio. Un poder que ella deseaba eliminar, ya que, al parecer, su progenitor despidió a su gerente de negocios y contrató a otro sin avisar a su hija, situación por la que, según los abogados de la artista ella «tiene miedo y no volverá a actuar si él sigue a cargo de su carrera”.

Poco después de conocerse esta noticia, Britney ha posteado un mensaje que sus fans han interpretado como una indirecta a su padre. «La quietud es la clave de la oración, el resto es Dios»», ha escrito. No obstante, él por su parte ha presentado documentos que avalan que su gestión sobre el patrimonio de su hija es excelente. Si bien en el pasado estaba endeudada y tenía demandas contra ella, en la actualidad Jamie ha logrado que su hija tenga más de 51 millones de euros. 

Todo sucedió en una vista celebrada este martes. En ella una jueza de la Corte Superior de Los Ángeles se negó a acceder a la petición de la cantante, aunque no cerró por completo la puerta, ya que no descartó seguir pronunciándose si vuelve a presentarse algún requerimiento por su parte al respecto.

Desde hace más de 12 años el padre de Britney la tutela y el motivo que siempre se ha alegado son los problemas mentales que ella sufre. Por el momento, ese papel continuará hasta el año 2021. Fue el pasado mes de agosto cuando otro tribunal decidió que esta tutela estará activa hasta el mes de febrero del próximo año, a pesar de que el deseo de Britney es continuar con su carrera en solitario.

Britney Spears
Gtres

Desde el año 2018 Britney no ha pisado un escenario y todo apunta a que su regreso musical tendrá que esperar. Son muchos seguidores los que le ruegan su vuelta, pero ella, de momento, prefiere hacerlo sin la tutela de su padre. Ella ha pedido mayor transparencia para que se gestionen sus finanzas con el objetivo de recuperar el control, mientras muchos de sus seguidores la apoyan en redes sociales al grito de «Free Britney».