El actor Anthony Hopkins ha decidido vender una mansión en Malibú, una de tantas que tiene en California, y que compró en su día por 3,7 millones. 20 años de hacer esta inversión le sacará el triple de su rendimiento


Vivir a cuerpo de rey como una estrella de Hollywood ahora es posible, aunque eso no quita que siga siendo algo más caro que seguir con la rutina más austera. El actor Anthony Hopkins ha decidido deshacerse de su mansión de Malibú, sacándola a la venta por un valor de mercado de 11,5 millones de dólares, que equivaldrían a unos 10,8 millones de euros. Un buen pico a desembolsar que no solo incluye una casa de ingentes dimensiones en una de las zonas más exclusivas del mundo, sino también la oportunidad de vivir como ya lo ha hecho el hombre que ha dado vida en el cine desde al presidente estadounidense Nixon, hasta el mítico Hannibal Lecter, Picasso o el mismísimo dios Odín.

La decisión de Anthony Hopkins de vender su mansión de Malibú no viene motivada por un deseo de cambiar de aires y retirarse a vivir una tranquila vida en otro entorno paradisíaco. Más bien todo lo contrario y es que el veterano actor tiene la firme intención de continuar viviendo en esta elitista zona del mundo, quizá el mejor enclave para recibir una cuarentena forzosa a consecuencia del coronavirus. Eso sí, al vender su mansión de casi 11 millones de euros, tan solo está vendiendo una de las joyas de su corona inmobiliaria en California, dado que el actor aprovechó su fortuna invirtiendo en ladrillo y ahora está dispuesto a sacar rendimiento a alguna de sus inversiones encontrando nuevo dueño a una de sus mansiones.

La casa que ha puesto a la venta el actor Anthony Hopkins la adquirió hace ya dos décadas atrás –aunque fue construida exactamente en 1958-, pero encierra todo el lujo que se le presupone a una vivienda en pleno corazón del lujo de Malibú. Una casa levantada en su día al más puro estilo Cape Cod, que se caracteriza por estar formado por casas bajas donde se valoran mucho los espacios amplios y diáfanos, con tejados a dos aguas, una impresionante chimenea y poca ornamentación. Una vivienda que supera los 400 metros cuadrados que, en su día, le costó 3,7 millones de euros y que ahora, 20 años después, ha triplicado su valor de mercado, siendo uno de los mejores negocios inmobiliarios del veterano intérprete.

Como decíamos, a la casa de Anthony Hopkins, que puede ser tuya por tan solo 10,8 millones de euros, no le falta detalle alguno para ser una mansión perfecta. Tiene hasta cinco dormitorios amplios, con sus correspondientes cuartos de baño. Dos amplios salones y una cocina que hace las mieles de los más exigentes. También una extensa zona ajardinada que rodea el edificio y que está coronado con una gran piscina y un spa, que se sitúa junto a la zona de esparcimiento al aire libre, que cuenta incluso con barbacoa y una cocina extra. Un lugar ideal para acoger a las visitas, que en su día eran los grandes nombres de Hollywood, que no se perdían una de las fiestas del afamado actor. Una oportunidad única para disfrutar como las estrellas del celuloide, durmiendo en sus mismas estancias, comiendo en su cocina y bañándose en la misma piscina. Eso sí, primero hay que llegar a acumular los 10,8 millones que piden para comenzar a negociar.