Anne Hathaway ha tenido que pedir perdón por la caracterización que ha hecho para su nueva película, en la que se mete en la piel de una malvada bruja. Un detalle ha causado un dolor innecesario a miles de personas de todo el mundo, especialmente a niños


Anne Hathaway se ha visto obligada a pedir perdón por una fuerte polémica que apunta directamente a sus manos. Aunque bien es cierto que ella no tiene ninguna culpa, la presión mediática y viral ha obligado a la actriz a tomar la palabra y pedir disculpas por lo que se ha entendido como una forma de “ridiculizar” a las personas que sufren una malformación en las manos conocida como ectrodactilia. Una enfermedad congénita que provoca malformaciones en las manos de aquellos que lo sufren y que se caracteriza por la presencia de tan solo tres largos dedos en las manos, así como otras características que han sido reproducidas para caracterizar a Anne Hathaway como una malvada bruja.

Aunque Anne Hathaway no tomó la decisión de cambiar la caracterización de su personaje en la película ‘Las Brujas’, ha tenido que ser ella quien pida perdón al mundo por su ofensa. En la versión original, la bruja que interpreta la actriz tiene garras por manos, pero en este remake ahora luce unas manos con ectrodactilia. Algo que ha generado una oleada de críticas. Así, para frenar la polémica, Anne Hathaway ha compartido un vídeo en el que da visibilidad a personas que sufren esta enfermedad congénita y en el que cuentan cómo ha afectado esto a sus vidas y cómo han sabido valerse de ella para encontrar fortaleza en sus vidas.

“Me acabo de enterar de que muchas personas que tienen diferencias en sus extremidades, especialmente los niños, se han sentido dolidos por cómo aparece mi personaje de Gran Bruja en la película ‘Las Brujas’. Permitidme comenzar diciendo que hago todo lo posible por ser sensible a los sentimientos y experiencias de los demás. No herir a otras personas me parece un nivel básico de decencia por el que todos deberíamos luchar. Como alguien que realmente cree en la inclusión y realmente detesta la crueldad, os debo a todos una disculpa por el dolor causado. Lo siento”, se disculpa Anne Hathaway.

“No relacioné la diferencia de extremidades con el aspecto de mi personaje cuando me lo propusieron. Si lo hubiera hecho, os aseguro que esto nunca hubiera sucedido. En particular, quiero pedir perdón a los niños con diferencias en las extremidades. Ahora que conozco vuestra situación, prometo que lo haré mejor. Y también les debo una disculpa especial a todos los que los aman con tanta fuerza como yo amo a mis propios hijos: lamento haber decepcionado a vuestra familia”, sentencia Anne Hathaway con sinceridad.